Escucha el texto aquí

El Pleno de la Convención Constitucional presentó el borrador de nueva Carta Fundamental, el que costa de 499 artículos.

Esta propuesta se despachó a la comisión de Armonización, quien trabajará en el texto, para que el 4 de julio quede lista y disponible para la lectura de la ciudadanía.

La redacción de la nueva Constitución chilena entra en la recta final con la entrega del borrador a la Comisión de Armonización, uno de los últimos pasos del proceso, que tendrá lugar este lunes. En paralelo a la armonización del texto también trabajarán la Comisión de Preámbulo, encargada de elaborar el texto que abre la Carta Magna, y la Comisión de Normas Transitorias, a cargo de los artículos transitorios necesarios para la transición entre una Constitución y la otra. Posteriormente tendrán lugar las votaciones finales, que se podrían alargar hasta el 29 de junio, según el cronograma oficial, para presentar el texto a la ciudadanía el 4 de julio. En caso de aprobarse en el plebiscito de salida, el próximo 4 de septiembre, la nueva Constitución sustituiría a la actual, heredada del régimen autoritario del genocida Augusto Pinochet (1973-1990).

María Elisa Quinteros, presidente de la entidad, expuso tras más de 10 horas de votaciones que «hoy marcamos un hito muy importante en nuestro trabajo constituyente. Estamos contentos de anunciar formalmente el cierre del debate constitucional, después de 103 sesiones de pleno, muchas de ellas maratónicas, pero muy satisfactorias».

PUEDES DESCARGAR EL DOCUMENTO AQUÍ

Casi 500 artículos

En total son 499 artículos los que conforman el borrador, muchos orientados a aumentar los derechos sociales: crear un sistema universal de salud, fortalecer la educación pública, la corresponsabilidad de género, proteger del medioambiente o engrosar los derechos de los pueblos indígenas, que hasta ahora no habían sido incluidos en ningún proceso constituyente.

«Hoy hemos concluido una etapa. ¡Vivan los pueblos de Chile!», exclamó también la expresidenta de la Convención y académica mapuche Elisa Loncón.

Menos esperanzados se mostraron los menos de 40 constituyentes de la derecha, que acusan al texto constituyente de «indigenista» y «partisano», y algunos llaman incluso a rechazarlo en el plebiscito de salida.

«Queda pendiente la elaboración de una propuesta de nueva Constitución para Chile, que una y no segregue. Porque esta Convención, ese trabajo, no lo hizo», indicó la convencional de Vamos Por Chile Marcela Cubillos.

Plebiscito de salida en septiembre

En paralelo a la armonización del texto también trabajarán la Comisión de Preámbulo, encargada de elaborar el texto que abre la Carta Magna, y la Comisión de Normas Transitorias, a cargo de los artículos transitorios necesarios para la transición entre una Constitución y la otra.

Posteriormente tendrán lugar las votaciones finales, que se podrían alargar hasta el 29 de junio, según el cronograma oficial, para presentar el texto a la ciudadanía el 4 de julio.

En caso de aprobarse en el plebiscito de salida, el próximo 4 de septiembre, la nueva Constitución sustituiría a la actual, heredada del régimen de Augusto Pinochet (1973-1990) y considerada por muchos como el origen de las grandes desigualdades del país por su corte neoliberal.

El proceso constituyente nació como vía política para desarticular la ola de masivas protestas que comenzó en 2019, una crisis que dejó una treintena de fallecidos, miles de heridos y removió los cimientos de Chile, uno de los países más estables de América Latina.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: