Si deseas escuchar la noticia, haz click AQUÍ

*Entre varios puntos, trabajadores mostraron también preocupación por antecedentes de deuda de 500 millones de dólares de la empresa, y ex superintendente de operaciones apuntó a una adulteración de datos para eludir la fiscalización medioambiental.*

La diputada ( PS) y presidenta de la Comisión Especial Investigadora, CEI, de la Cámara de Diputados y Diputadas sobre eventuales irregularidades en la gestión de la Empresa Nacional de Minería, ENAMI, Daniella Cicardini, destacó como “ muy graves” las denuncias ratificadas en las exposiciones del Sindicato Trabajadores N° 1 de ENAMI Paipote, y del ex superintendente de operaciones de Enami, Carlos Fernández, en la primera sesión de la labor de la instancia fiscalizadora.

Al respecto, la parlamentaria por Atacama, valoró la participación de los invitados, indicando que “era fundamental recibir a los representantes de las y los trabajadores, que fueron además los que dieron a conocer en su minuto esta denuncia de eventuales irregularidades, porque nos entrega varios detalles, una base importante, y nos ayuda a ordenar la cronología, a entender qué es exactamente lo que se denuncia y quiénes cumplían un rol o tenían alguna responsabilidad o podrían aportar con algún antecedente. Es decir, lo expuesto hoy por el Sindicato y por don Carlos Fernández nos ayuda a ordenar lo que será la labor de esta comisión en las próximas sesiones, en las que esperamos contar con autoridades y funcionarios actuales y anteriores de ENAMI ”.

Asimismo, la diputada Daniella Cicardini enfatizó que “quisiera recordar y reiterar que ante denuncias graves como las que han hecho los propios trabajadores y trabajadoras, el principal objetivo por el que impulsamos esta comisión es aclarar estas situaciones, cautelar la adecuada gestión de una empresa estatal tan importante y restaurar la confianza en ENAMI, y ojalá ayudar a fortalecerla para que cumpla su rol de impulso a la minería y su responsabilidad hacia el medioambiente y la salud de la comunidad en la que está inserta, en sectores y comunas como Paipote, Copiapó y Tierra Amarilla”, subrayó.

En tanto, el presidente del sindicato N° 1 de ENAMI Paipote, Eduardo De la Barrera, expuso de manera remota la inquietud de los trabajadores sobre eventuales adulteraciones de datos en el balance metalúrgico de la empresa, y la falta de sanciones posteriores a una auditoría metalúrgica interna ordenada en septiembre de 2020 por el ex vicepresidente de Enami, Robert Mayne-Nichools, a la que los trabajadores tuvieron solo acceso parcial y meses después de su termino.

Del mismo modo, manifestó además la preocupación de las y los trabajadores por antecedentes del actual nivel de deuda de la empresa, afirmando que “ hemos pedido explicación a la actual administración por el agravamiento de la deuda de ENAMI a 500 millones de dólares y no hemos tenido respuesta”, señalando que espera que la comisión investigadora pueda plantear “ una precautoria a las innovaciones estructurales que se están haciendo y que comprometan el patrimonio de la empresa. Estamos hablando de enajenaciones de bienes recreativos, la externalización de áreas de ENAMI, y la vulneración de la ley de traspaso de Ventanas a Codelco”, detalló De la Barrera.

En tanto, el ex superintendente de operaciones de Enami, Carlos Fernández, complementó lo señalado por el sindicato en cuanto a manipulación de escoria en hornos eléctricos, indicando lA existencia también de “manipulación de inventarios de cobre; hacen aparecer y desaparecer cobre de un mes a otro, lo que es una alteración de datos gravísima; hay inconsistencia también en las leyes, leyes de cobre de concentrado”, lo que, junto a otras alteraciones de datos, apuntaría al objetivo de “inflar” y mostrar mejores números de gestión en la Fundición Hernán Videla Lira.

Asimismo, afirma haber sido desvinculado el 1 de junio de 2021, luego de haber transmitido a superiores información recibida desde el área mediambiental sobre adulteración de datos de episodios de alerta en los que se sobrepasó la norma diaria y horaria en mayo de 2021, afectando a las comunidades de Tierra Amarilla y Paipote. Fernández señala que comprobó la veracidad de esta manipulación tras ser apartado de sus funciones, ingresando al portal de transparencia, concluyendo que “efectivamente se alteran datos de procesos , de parámetros operacionales de equipos de fusión y flujos de aire enriquecimiento de oxígeno (…) es un hecho grave porque se engaña a las autoridades sanitarias y organismos de fiscalización ambiental”, concluyó.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: