Escuche este artículo

El Consejo Regional Atacama del Colegio Médico de Chile, manifestó su rechazo a la exclusión de los médicos por parte de la autoridad en el llamado “Bono Covid-19”.

Mediante una publicación en su sitio web oficial, el cuerpo médico mencionó que “se ha encontrado todos estos meses trabajando en el manejo de la peor pandemia mundial de los últimos 100 años, esto mediante unidades de atención primaria, de pacientes críticos, de cuidados especiales e intermedios y de urgencias, adecuando y reconvirtiendo una unidad exclusiva para el manejo de dichos pacientes;  continuando además con su trabajo en las más diversas áreas del manejo sanitario en nuestra región, a pesar de su decepción frente al poco reconocimiento de esta labor”.

En la declaración señalan que es “reprochable que, a pesar del llamado de otros gremios a paralizar funciones, sea justamente el nuestro, el que se ha restado de estas acciones para no entorpecer la atención a nuestros pacientes, el que sea dejado de lado frente al único reconocimiento real que podíamos recibir por parte del gobierno”.

El COLMED de Atacama califica de “impresentable que pese al trabajo de gran cantidad de colegas que han estado en la primera línea de atención, aportando todo su conocimiento, sacrificio personal y familiar, y manteniendo un fiel un compromiso con la comunidad, se les excluya de este tipo de reconocimientos, aunque en los medios nacionales se manifieste el apoyo a TODOS los funcionarios de Salud, situación que claramente está alejada de la realidad”.

En otro de los punto destacan desde el Colegio Médico de Atacama que “igualmente que la mayor parte de médicos que realiza labores en atención primaria, y al contrario de lo que manifestó el Ministro de Salud en el punto de prensa de ayer, tampoco están incluidos en este reconocimiento, así como también fueron excluidos del Bono Covid-19 que comprometió y pagó el Municipio de Copiapó hace algunos meses. Lo anterior debido a que la mayoría de médicos que atiende en la atención primaria son contratados por el Servicio de Salud de Atacama, lo que evidencia además un trato desigual frente a la misma tarea y una manifiesta falta de apoyo a la salud de la comunidad por parte de la mayoría de los municipios en la región, los cuales delegan el contrato de estos funcionarios al nivel central”.

Por último, realizan un llamado a sus asociados a “mantenerse más alerta que nunca frente a eventuales movilizaciones por esta nueva muestra de hostilidad por parte de las autoridades”.