Escuche este artículo

Desde la llegada del Frente Amplio al Congreso -cuando Gabiel Boric, Giorgio Jackson y Vlado Mirosevic eran los únicos representantes del grupo en la Cámara de Diputados- que la demanda por la rebaja de la dieta parlamentaria ha sido una preocupación para el conglomerado.

Este 2019 se cumplen cinco años de descanso en el Congreso de esta propuesta legislativa presentada por el incipiente colectivo. Por lo mismo, el FA decidió poner en marcha la iniciativa #PonleUrgencia.

En este campaña le piden al gobierno de Sebastián Piñera que le ponga urgencia al proyecto, a propósito de los anuncios que el mandatario deberá hacer este sábado en su segunda Cuenta Pública.

Cabe destacar que esta modificación necesita un quórum especial (3/5), por lo que para su aprobación es necesario también asegurar ciertos apoyos de la derecha.

En específico, este proyecto pone el límite de que la dieta parlamentaria no pueda ser superior a 20 sueldos mínimos. Es decir, unos seis millones de pesos en promedio (bruto). Actualmente, este salario supera los nueve millones de pesos.

“El año pasado por primera vez en un hecho inédito, la mayoría de las y los parlamentarios estuvieron a favor de que El Ejecutivo le pusiera urgencia al proyecto de rebaja de dieta parlamentaria, y en ese contexto el Presidente Piñera, si bien hace cerca de un año anunció que estaba a favor, hasta el momento no ha hecho ninguna acción concreta“, comenta Jackson.