Escuche este artículo

Detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural (BIDEMA) de la PDI de Copiapó detuvieron a dos personas, de sexo masculino y mayores de edad por infracción flagrante a la Ley de Pesca.

La Policía de Investigaciones junto a personal de Sernapesca realizaron una fiscalización en el sector Barranquilla Norte en la comuna de Caldera donde se percataron que dos personas se encontraban realizando la actividad extractiva de huiro negro a través del método del barreteo.

Al consultar los datos de los imputados en el Registro Pesquero Artesanal, los fiscalizadores advirtieron que no contaban con la autorización para realizar la extracción de recursos hidrobiológicos. Sumado a eso, el huiro negro se encuentra en veda por lo que extraerlo está prohibido, cabe hacer presente que en el lugar se contaron 570 cabezas de esta alga con un peso aproximado de 10.545 kilos.

En relación a lo anterior Álvaro Pérez, Jefe de Fiscalización del Área de Pesquerías de Sernapesca Atacama explicó de forma técnica cómo se daña esta especie con este tipo de extracción “señalar que “barreteado” quiere decir que la base del alga se encuentra extraída mediante un corte directo utilizando un instrumento llamado barreta. Esto puede apreciarse inspeccionando los discos de fijación del alga, lo que presentan marcas de dicha herramienta y fragmentos rocosos de sustrato natural y restos de fauna que se adhieren a dicho disco, estos se encuentran ausentes en algas desprendida de forma natural.  Esta acción, afecta no sólo al recurso hidrobiológico en sí mismo, por la deforestación de sus praderas de algas, sino que también compromete y daña gravemente el ecosistema, ya que las algas realizan fotosíntesis, y por eso generan gran cantidad de oxígeno para la zona costera. Además, son alimento de moluscos y peces, frenan la energía del oleaje, y son zona de reproducción para otros organismos. Asimismo, en ellos viven crustáceos y gusanos que forman un microecosistema, el que se pierde para siempre con esta acción”.

La Policía de Investigaciones y Sernapesca de la Región de Atacama, hacen un llamado a la comunidad a denunciar este tipo de hechos que dañan profundamente la sustentabilidad de nuestro recursos hidrobiológicos.