Escuche este artículo

La fuga de turistas de Venecia por temor a las inundaciones y las mareas altas con la cancelación del 45% de las reservaciones en el último mes, fue denunciada por las directivas de la Asociación Veneciana de Hoteleros (AVA).

«Desde mediados de noviembre, tras la histórica inundación, hemos registrado una reducción sin precedentes de las reservaciones. No ocurrió ni siquiera después de los atentados a las Torres Gemelas» en Nueva York en el 2001, comentó el presidente de la asociación, Vittorio Bonacini.

«En el último mes registramos un pico del 45% de cancelaciones y se han tenido que cancelar eventos, conferencias e importantes iniciativas programadas para el próximo año. Si para la noche de año nuevo del 2018 se registró el 100%, este año no llegamos al 50%», lamentó Bonacini en una conferencia en Roma.

Los hoteleros venecianos consideran que las impactantes imágenes de la excepcional marea del 12 de noviembre que dieron la vuelta al mundo, la peor desde 1966, desataron temores excesivos entre los viajeros, en particular de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, que representan el 15%, 8% y 7% respectivamente de las llegadas.

«Uno de cada tres turistas proviene de esos países», explicó Bonacini, quien también recordó que el flujo de suramericanos provenientes de Brasil, Argentina y Uruguay representa el 5% del flujo turístico, seguidos por China (4,3%) y España (3,6%).

«Hubo mala información. Hemos recibido llamadas de Estados Unidos alarmados para preguntar si un niño alto 1,30 metros puede visitarla», aseguró.

El presidente de la AVA señaló que una de las demandas de los hoteleros es que se explique que la ciudad se encuentra a más de un metro sobre el nivel del mar, por lo que cuando se habla de una marea alta de 1,30 m, la inundación es de 30 centímetros y sólo en algunos sectores del casco antiguo.