Escuche este artículo

En tiempos de elecciones de alcaldes, varias candidaturas hicieron hincapié  al mal  estado de infraestructura  y la poca mantención de distintos espacios públicos , pero parece que esta preocupación en la práctica, con una administración nueva, los problemas siguen igual. Es preocupante  que el hermoseamiento de lugares públicos pase a un segundo plano  para las autoridades y para las personas que ocupan estos lugares, basta con darse una vuelta por plazas y lugares de esparcimiento para ver la falta de basureros  en estos sectores, la poca mantención de bebederos, de infraestructura de los baños, de máquinas de ejercicios, sombreaderos, rayados de paredes, asientos y cada vez menos áreas verdes en el Paseo Ribereño sobre todo del puente del Algarrobo hacia arriba, si bien esta nueva gobernanza lleva pocos meses, poco y nada se ha hecho para revertir este escenario, es lamentable también que la ciudadanía tampoco colabore en el aseo del entorno. Hay algunas organizaciones y grupos, por cuenta propia han organizado operativos de limpieza de lugares publico, pero necesitamos que las autoridades de turno se pongan las pilas para que esta situación de abando se revierta y tengamos lugares más limpios y remozado.

Según lo que indica  El Noticiero del Huasco, Vecinos  se han pronunciado por redes sociales del pésimo estado en que se encuentra la plaza de calle Castilla con Zaragoza en población Torreblanca. «Todo destrozado sucio e insalubre… Los niños no pueden jugar porque está lleno de vidrios quebrados», dijo Héctor Bahamondes. Lo mismo ocurre en la plaza de Quinta Valle. Un lugar abandonado en su mantención, que le falta «una manito de gato» y que mantenga sus servicios higiénicos abiertos. Hace falta que las autoridades que fiscalizan se den una vuelta por el sector y se pongan las pilas». Es una co.responsabilidad con la comunidad, pero hay que invertir en mantener estos lugares.