Escuche este artículo

Durante este domingo, y por causas que se investigan, se encontró el cuerpo de un joven que había sido detenido en calle Clotario Blest por no portar salvoconductos. Al pasar las horas, su pareja quiso entregarle alimentación, y se encontró con la versión que se había suicidado con una frazada. El Observatorio Nacional de Derechos Humanos ANEXPPSA pidió investigación y Carabineros de Chile indicó a El Desconcierto que se instruyó un sumario administrativo.

Impacto y extrañeza en la opinión pública, justo cuando se conoció el caso de la muerte del malabarista en Panguipulli, causó la noticia sobre la aparición del cuerpo sin vida de un joven que había sido detenido y trasladado a la 51 Comisaría de Pedro Aguirre Cerda.

Según relató el Observatorio Nacional de Derechos Humanos ANEXPPSA, se trata de Camilo Miyaki Salinas, detenido a las 11:30 del domingo junto a su pareja en calle Clotario Blest por no portar salvoconductos.

Su pareja fue dejada en libertad pasada las 14:00 horas, dejando a Camilo en calidad de detenido, por su reincidencia en el artículo 318. Pasadas las horas, la mujer decidió llevarle comida a la celda, encontrándose con la peor noticia que pudo haber recibido.

“A eso de las 16:00 horas, su pareja retorna a la comisaría con un sándwich, indicándoles al personal de guardia que le lleva comida al detenido. En la guardia se reúnen seis carabineros, indicando uno que un detenido se encontraría ahorcado, ante esto su pareja reaccionó preguntando el nombre de la persona que estaría muerta. Carabineros comienza a moverse en distintas direcciones y sacan a la pareja de Camilo del lugar a empujones, indicándole que no le pueden entregar información”, prosiguió el comunicado.

El escrito de ANEXPPSA continúa relatando que “pasadas las horas, se apersona personal de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones a realizar los peritajes pertinentes, indicando que no habría manipulación de terceros y que se trataría de un suicidio”.

Pareja no cree en la versión policial

La PDI fue clara en asegurar que “las circunstancias del deceso de Camilo son extrañas, sobre todo, porque en la celda en que él se encontraba se generaba un punto ciego”, lo que aumentó sus sospechas.

Según la pareja, “Camilo no tenía antecedentes de enfermedades de salud mental, tenían planes y proyectos, que él era una persona amable, estable emocionalmente y que en ningún caso el mostró ideas suicidas o indicios de una incipiente depresión”.

Escueto comunicado de Carabineros

Conocidos los hechos, El Desconcierto se comunicó con la institución policial, quienes entregaron un escueto comunicado sobre lo sucedido en la unidad.

“Durante la tarde de ayer y por causas que se investigan un detenido, se suicidó al interior de los calabozos de la 51a. Comisaría Pedro Aguirre Cerda”, comenzó Carabineros.

“Del hecho se dio cuenta al Ministerio Público. Sin perjuicio de lo anterior, el mando de la Prefectura de inmediato instruyó un sumario administrativo para esclarecer cómo ocurrieron los hechos”, cerró.

Finalmente, este medio conoció que funcionarios del INDH y Fiscalía fueron a la comisaría la noche del domingo y están tomando contacto con familiares del joven, intentando recabar más antecedentes del caso.