Si deseas escuchar la noticia, haz click AQUÍ

La ex seremi de la Segegob, Paloma Fernández, emitió una declaración pública en la que entregó su versión de los acontecimientos que rodearon su revocación en el cargo de secretaria regional ministerial de para otorgar el cupo a un militante del FREVS, en este caso Sofía Vargas.

Dijo que una vez que le ofrecieron el cargo de seremi, “acepté con honor”, pero que “al presentarme a trabajar, conocer al equipo y ser comunicada como la seremi de Atacama en la página oficial de la Secretaría General de Gobierno; recibo la llamada del subsecretario de Desarrollo Regional, Miguel Crispi, informándome que no podría continuar ejerciendo el cargo, ya que éste sería asignado a una persona de la FRVS. Sorprendida por la decisión tomada, explico la situación a mi equipo de la Seremi y me retiro de las dependencias que serían mi lugar de trabajo”.

En el documento Paloma Fernández argumentó que “pasados dos días, y esperando la explicación sobre lo sucedido, lamento la falta de cuidado para con estos procesos, que evidencian poca sensibilidad con el sentir de la ciudadanía y las regiones y falta de transparencia, sin entender que con esto se generan quiebres en las confianzas necesarias para la instalación del Gobierno del Presidente Boric”.

“Así en Atacama, queda comprometida la cultura y la credibilidad del gobierno; siendo la región en la cual el Presidente Boric obtuvo el mayor porcentaje de votación a nivel nacional; todo esto, por un partido cuyo presidente ha hecho uso de sus privilegios para no ser formalizado por el delito de cohecho”, escribió la ex seremi en alusión a Jaime Mulet.

“No bajaré los brazos y no permitiré que intereses partidistas boicoteen la gestión de este Gobierno, por lo que sigo estando a disposición para seguir trabajando por la dignidad de las y los habitantes de nuestra región”, finaliza la carta.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: