Escuche este artículo
Finalmente, Melipilla no será expulsado del profesionalismo, pero se le restaron seis puntos por faltas administrativas y jugará en la Primera B el próximo año. El caso de los «Potros» repercutió en otro clubes. Curicó ya no tiene que jugar la promoción ante Copiapó y quedó libre de todo. Huachipato, que había descendido directo, es el nuevo rival del elenco nortino.
En Copiapó, ganador de la liguilla de Primera B, están molestos. Estimaban que por justicia deportiva debían subir directo. Jugadores que estuvieron en la pasada campaña terminaron contrato y el técnico se fue. El plantel, además, recién volvió a entrenar, mientras que Huachipato lleva varias semanas de trabajo. 
Erwin Durán fue el entrenador que lideró a Copiapó en la temporada anterior. Hoy dirige a Puerto Montt. Pese a que ya no es su equipo, no puede evitar sentir rabia. «No da pena, da impotencia, da rabia. Aunque ya no soy parte de Deportes Copiapó, pero siento mucha rabia por lo que están viviendo los jugadores. Algo totalmente injusto. Un equipo que hizo toda bien. Hizo todo bien administrativamente, como institución, en cuanto a los protocolos y deportivamente se hicieron las cosas bien por algo están en la situación en que están», dijo en conversación con Agenda Deportes Emol TV.
«Acá la cosa era que el partido se jugara en las fechas estipuladas. El caso Melipilla era aparte. No tenía por qué entrar Copiapó en esto. No pensaron nunca en Copiapó, nunca pensaron en los jugadores, en las personas del club. Con todo el enredo que armaron perjudicaron a un solo equipo, que fue Copiapó. Copiapó ni siquiera sabía a quién debía enfrentar. El fair play no existe por ninguna parte», agregó, Durán apuntó sus dardos a Huachipato, uno de los denunciantes en el caso Melipilla, y al presidente acerero, Victoriano Cerda. «Aquí todo este enredo se armó para salvar a Huachipato. Huachipato tiene que estar jugando en la B. Bajó en cancha. No tuvieron la capacidad de la parte administrativa para mantener la categoría. El presidente de Huachipato logró ensuciar esto. Huachipato ahora tiene una opción, de la nada les apareció una posibilidad para salvarse», comentó.
Durán contó que antes de irse a Puerto Montt, tuvo que pasarles colchones a los jugadores de Copiapó para que no durmieran en el piso. Los contratos de arriendo también vencieron. «El club siempre respondió, pero había fechas que cumplir. Esos departamentos tenían gente esperando vivir ahí. Se juntaron de a dos o tres, había una cama y tuve que pasar los colchones. Te lleva al estrés, al mal dormir, tu familia está preocupada», expresó. Para finalizar, dejó un mensaje: «Lo que pasa en cancha no sé si realmente es tan relevante, porque se está definiendo fuera. No va a ser una disputa en igualdad de condiciones con Huachipato, se ha hecho un trabajo por detrás. Se ha desgastado a los jugadores de Copiapó psicológicamente. Tienen un desgaste, una preocupación, no han podido estar concentrados».