Escuche este artículo
La Encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) publicada el jueves fue negativa en casi todos los frentes para el gobierno, pero especialmente en el apartado económico.
El sondeo, que se conoció minutos antes de que el Presidente Piñera realizara su segundo cambio de gabinete, donde aplicó una cirugía al equipo económico -con cambios en Economía, Obras Públicas y Energía-, mostró un fuerte deterioro de la percepción de las personas sobre la situación actual y de las expectativas para los próximos doce meses.
De hecho, pasó de 57% a 61% el porcentaje de la población que dice que el país está estancado, y de 12% a 15% los que ven que va en decadencia. Asimismo, quienes creen que la situación económica actual es mala o muy mala pasaron del 26% al 32%. La misma tendencia se registra con las otras preguntas económicas, como la de perspectiva a 12 meses y la de situación personal.
Sin embargo, esta visión no es del todo generalizada. Según los datos desagregados de la Encuesta CEP, entre la encuesta de octubre de 2018 y la publicada el jueves. Son los sectores medios y bajos los que empeoraron su mirada del escenario actual y sus perspectivas futuras. En cambio, el segmento alto se mostró más optimista en el mismo período.
La desaceleración económica, el desempleo que no ha logrado bajar -al menos con los datos del INE- y salarios que recién en los últimos meses han repuntado, habrían golpeado las expectativas de los sectores medios y bajos.
De esta forma, en el sector bajo, los que ven el país “estancado” subieron de 57% a 64% y en el medio de 58% a 60%. Mientras, en el alto, cayó de 44% a 42%, a la vez que subió en 3 puntos porcentuales (pp), hasta 53%, los que ven a Chile “progresando”.
La situación se repite entre quienes consideran que la situación económica es mala o muy mala. En el nivel socioeconómico bajo, el porcentaje de personas que la ve de esa manera llegó al 40%, 8 pp más que el promedio total y 10 pp más que en el sondeo de octubre (restándole 8 pp a quienes no la veían ni buena ni mala y 2 pp a los que creían que era buena o muy buena). Ante esa misma pregunta, en el sector medio subió 4 pp, hasta 28%, quienes ven el escenario malo o muy malo.
Contrastan ambos grupos con el sector alto, donde quienes ven la situación mala o muy mala pasaron del 23% al 10%, mientras subieron de 56% a 60% los que la ven buena o muy buena.
Hacia adelante la tendencia es la misma. En el estrato bajo, solo el 16% cree que en los próximos 12 meses la situación económica del país mejorará, 8 pp menos que en octubre y el 21% ve que empeorará, 3 pp más que en el sondeo previo.