Si deseas escuchar la noticia, haz click AQUÍ
El estudio asegura que desde el año 1500 la Tierra podría haber perdido entre el 7,5 y el 13% de los dos millones de especies conocidas en el planeta, lo que supone la asombrosa cifra de entre 150.000 y 260.000 especies.

Según los conservacionistas, la Tierra está perdiendo actualmente sus especies animales a una velocidad entre 100 y 1.000 veces superior a la tasa de extinción natural de fondo. De hecho, la ONU ha calculado que la actual crisis de biodiversidad amenaza la existencia de la friolera de una misión de especies animales y vegetales. Las pérdidas a manos de la actividad humana son tan grandes que muchos científicos han pedido que estas pérdidas se consideren como la sexta gran extinción masiva de la Tierra.

El mayor biobanco de tejidos vivos del Reino Unido, Nature’s SAFE (Save Animals From Extinction), es una de las instalaciones dedicadas en toda Europa a la conservación a largo plazo del material genético de las especies animales que corren mayor riesgo de extinción.

Nature’s SAFE explica: «En colaboración con destacados científicos de la reproducción y criobiólogos, utilizamos los métodos más avanzados para preservar las células de forma que se mantenga la viabilidad».

Esto, añaden, permite que el material «sea descongelado y utilizado para establecer embarazos, restaurando especies animales en peligro de extinción».

«Nature’s SAFE, a través de su Biobanco Vivo, tiene la misión de salvaguardar estas poblaciones animales en peligro para las generaciones futuras y hacer realidad nuestra visión de un planeta sano».

Refutar a los negacionistas

A pesar de las evidencias que sugieren que este sombrío fenómeno se está desarrollando a nuestro alrededor, hay quienes no creen en la evidencia científica. Por este motivo, los autores del nuevo estudio dedican parte de él para resaltar los problemas del negacionismo actual.

«El aumento drástico de las tasas de extinción de especies y la disminución de la abundancia de muchas poblaciones de animales y plantas están bien documentados, pero algunos niegan que estos fenómenos equivalgan a una extinción masiva», afirmo el biocientífico Robert Cowie, en un comunicado de prensa de la Universidad de Hawái en Mānoa.

video
play-rounded-outline
Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: