Escuche este artículo

El Instituto Nacional de Derechos Humanos advirtió nuevamente de una preocupante falta de avance del Estado de Chile en las medidas recomendadas ante las violaciones a los derechos humanos ocurridas tras el estallido social del 18 de octubre del 2019.

En la Comisión de DDHH del Senado, el director del INDH, Sergio Micco, expuso el primer informe de seguimiento a las 15 recomendaciones que formuló el Instituto en su informe anual de aquel convulsionado año, a distintos organismos estatales.

El documento,conocido en febrero pasado , priorizó cinco asuntos como los más urgentes, ninguno de los cuales tiene cunplimiento total. De ellos, el INDH considera con cumplimiento parcial el «correcto uso de las escopetas antidisturbios» y el «generar medidas de reparación pertinentes y adecuadas al daño provocado a las víctimas».

Pendientes de cumplimiento, en tanto, están: ajustar al respeto de los derechos humanos el uso de agentes químicos, desarrollar acciones para alcanzar la verdad de lo ocurrido en Chile y garantizar que no vuelvan a existir violaciones a los DDHH, y la recomendación al Ministerio Público de fortalecer el trabajo de fiscales y establecer medidas de especial atención y protección a las víctimas de estas vulneracions.

En ese contexto, Micco sostuvo que «la distancia entre lo que hemos hecho y lo que debemos hacer es tal, que si el Instituto tuviese que emitir un juicio definitivo, este sería: a pesar de los esfuerzos, hoy el Estado de Chile no está cumpliendo con sus deberes para con la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición«.

«Al día de hoy estamos más cerca de la impunidad que de la verdad y la justicia», enfatizó, reiterando lo que afirmó en la presentación, el mes pasado, del referido informe.

En la instancia participó también el doctor en Derecho y coordinador de la Cátedra de Derechos Humanos en la Universidad de Chile, Claudio Nash, donde criticó que «a las personas con trauma ocular no se les ha reparado completamente, a las personas que sufrieron violencia sexual tampoco».

«Es decir, en los casos tal vez más graves, trauma ocular, violencia sexual, ni siquiera hemos sido capaces como Estado de reparar integralmente. El panorama es a todas luces desolador, y el informe es lapidario«, reprochó.

LONDRES 38: EL INDH HA SIDO «POCO CRÍTICO»

En tanto, en la misma comisión, la coordinadora ejecutiva del espacio de memorias Londres 38, Alexandra Benado, cuestionó el trabajo del INDH en general y por considerar «pendiente de cumplimiento» algunas recomendaciones que, dijo, están derechamente incumplidas.

«Vemos con preocupación la labor que está llevando el INDH y el cumplimiento de su mandato legal. Y mucho de esto lo vimos reflejado en su informe anual del 2020, donde si bien da una visión global de los DDHH del contexto pandémico, un año muy tocado por la emergencia sanitaria, es poco crítico respecto de las graves vulneraciones de los derechos humanos que sufrió el pueblo de Chile y otros pueblos de nuestro territorio desde la revuelta social de octubre de 2019″, planteó.

Lo expuesto por el Instituto se suma a las cifras de la Fiscalía conocidas la semana pasada, contenidas en un informe que publicó Ciperdonde se da cuenta que, tras reagrupaciones de más de 2.000 causas, habían quedado 6.568 activas en total por violaciones a los DDHH. Sin embargo, según los datos actualizados al 28 de enero, el 46% de ellas, 3.050, ya fueron cerradas sin formalizaciones y en su mayoría prácticamente sin avances, principalmente por falta de pruebas y víctimas inubicables.

De acuerdo con ese documento, sólo una se cerro con sentencia condenatoria.

La Comisión de DDHH del Senado, además, resolvió oficiar al Ministerio del Interior y a Carabineros para que den explicaciones sobre el cuestinado procedimiento policial del sabado en la villa Francia, en Estación Central.