Escuche este artículo
Los acontecimientos acaecidos durante la mañana del lunes, tanto al interior como en exterior del  Centro de Cumplimiento Penitenciario, con sus repercusiones posteriores llevaron a que durante la mañana de ayer martes concurriera hasta el recinto el Defensor Regional Raúl Palma, acompañado de otro abogado de la Defensoría para interiorizarse de la situación que aún se mantiene en interior motivada por la huelga de hambre que mantiene aproximadamente un grupo cercano al centenar de internos.
Una vez constatada la situación in situ y concluidas reuniones con personal de Gendarmería y conversaciones con varios internos, ya de regreso en su oficina el Defensor Regional accedió a conversar con Diario Chañarcillo, precisando “efectivamente existe una movilización por parte de internos e imputados en la cárcel de Copiapó, mujeres y hombres, que están en huelga de hambre alegando diversas circunstancias vinculadas con sus procesos penales y el sistema de justicia en general, ellos alegan que no se les aplican penas justas, que los plazos de investigación son muy extensos, que efectivamente no tienen acceso a penas sustitutivas en medio libre o en definitiva también que no son llevadas las pruebas a los juicios orales y a los procedimientos que se siguen en su contra. En el día de hoy(ayer) me constituí en la cárcel de Copiapó para conversar con las imputadas e imputados y también con el personal de Gendarmería y en definitiva habiendo escuchado sus demandas, sus inquietudes les explicamos que nosotros como defensores y defensoras somos los primeros preocupados de su situación y que efectivamente somos quienes los defendemos y representamos ante el sistema de justicia penal y por lo tanto como Defensoría Regional  vamos a hacer todas las medidas tendientes a agilizar los procesos penales que se tienen en su contra y a llevar todas las acciones que puedan ir mejorando los procesos que se siguen y por supuesto también la situación cautelar de ellos”.
Al ser consultado por la crítica formulada respecto a la demora en el inicio de juicio oral en su contra, debiendo permanecer como imputados por un tiempo superior al fijado para la investigación, precisó el Defensor Regional “nosotros tenemos un control permanente de los plazos judiciales y por lo tanto nosotros no encontramos plazos extensos que se lleven a cabo más allá de lo que se ha fijado y también nosotros tenemos un control permanente de la revisión de la prisión preventiva, tenemos también un control permanente de la visitas de cárcel de los defensores, entonces en definitiva aquí también hay que tener presente que hay defensores privados de los imputados e imputadas, pero respecto a lo que a nosotros nos compete que son las personas que nosotros defendemos, que son por supuesto muchas, estamos llevando a  cabo las medidas concretas que son, que conozcan la forma de su causa, que los defensores vayan a visitar a cada uno de ellos, no obstante que los visitan cada 15 días, que les expliquen más afondo las causas, que les escuchen las demandas que ellos tienen y determinen meter luces en los problemas que ellos tienen y por lo tanto de esa amanera que exista un mayor conocimiento por parte del imputado de las causas penales que se siguen en su contra, cual es lo que se viene, que se avizora en el futuro respecto a las peticiones de los fiscales en las acusaciones y cual es en definitiva el pronóstico que ellos tienen y así agilizar de esa manera la comunicación entre los defensores e imputados y también escucharlos con mayor detenimiento para poder respuesta a cada uno de ellos”.
Respecto al maltrato que denunciaron tanto familiares como internos en la manifestación del día lunes de parte del personal de Gendarmería, el Defensor Regional apuntó que ese tipo de denuncias no son acogidas en la Defensoría, indicando “todo lo que son denuncias por maltrato o cualquier situación vinculada con funcionarios dentro del Centro de Cumplimiento Penitenciario es canalizado por otras vías, ahí específicamente el INDH es quien lleva acabo la canalización de las denuncias que los imputados puedan hacer. Nosotros nos dedicamos exclusivamente a la defensa técnica de ellos”.
Estos eventos al interior del penal copiapino, más el agregado de manifestaciones en exteriores por parte de familiares, asoman como cíclicos, dando en muchos casos la impresión que esos mismos manifestantes no se acercan a la Defensoría para efectuar las denuncias por lo cual protestan, sorprendiendo por su realización  sin que existiese denuncia previas, al respecto Palma precisó “en esta oportunidad en específico nosotros no tuvimos una información previa por parte de las instituciones, salvo un oficio que nos llegó el fin de semana y hoy (ayer)  nos reunimos recién con los familiares para conocer de parte de ellos cual es la situación que les aqueja, pero como son este tipo de movilizaciones, se detonan, se producen sorpresivamente y se van desarrollando cíclicamente y entendemos que de pronto los internos sienten algún tipo de preocupación, algún tipo de malestar respecto a las causas que ellos están viviendo, comprendemos y empatizamos con su situación, ellos están pasando por un momento complicado en sus vidas, están siendo perseguidos penalmente por delitos que eventualmente cometieron y por eso es tan importante escucharlos y también darles respuesta pero son verdad, con lo que efectivamente nosotros podemos hacer, como defensores vamos a hacer todo o que esté en nuestras manos, pero por supuesto no podemos exigir de las policías,  ni de los fiscales, ni de jueces que hagan lo que los internos pretenden”.
Para llevar un grado de cierta tranquilidad  los familiares de los internos, el Defensor Regional indicó haber sostenido reuniones con la Seremi de Justicia, Gendarmería, con los imputados que están privados de libertad que están en esa huelga y sostendremos en la tarde de hoy (ayer)con esos familiares y mañana (hoy) con el Fiscal Judicial de la Corte de Apelaciones y con todos ellos vamos a arbitrar y coordinar las medidas suficientes para que esto no perjudique a nuestros representados, porque nosotros entendemos que todas las huelgas son solamente negativas para ellos, porque pierden beneficios, su hoja de vida se mancha, muchos de ellos eventualmente son trasladados y porque efectivamente a veces también se cortan las visitas, entonces lo que no queremos es que su privación de libertad hoy día que ya es muy gravosa y complicada dentro de la cárcel se vea aún más compleja con esta situación de huelga” concluyó Raúl Palma.