Escuche este artículo

España acudió a las urnas este domingo -por tercera vez en menos de cuatro años- en unas elecciones generales marcadas por una profunda división y por la irrupción de la extrema derecha en el panorama electoral.

Con apenas un 10% de los votos escrutados, la victoria sería para el gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con 128 escaños, seguido por el Partido Popular (PP) con 64, Ciudadanos con 47 y Unidas Podemos con 37.

El, partido de extrema derecha Vox irrumpiría con fuerza en el Parlamento español con 22 escaños mientras que los independentistas de Esquerra Republicana de Cataluña obtendrían 15 escaños.

Con estos resultados, para mantenerse en el poder el PSOE debería sumar fuerzas con Podemos y con los nacionalistas vascos y catalanes.

Mientras , los partidos de la derecha -PP, Ciudadanos y Vox- se quedan lejos de la mayoría de 173 escaños necesaria para lograr la investidura de algunos de sus candidatos.

Alta participación

La importancia de de estos comicios se ha visto reflejada en una altísima participación.

De acuerdo al ministerio del Interior español, hacia las 18:00 horas de este domingo (hora local) cerca del 60% del censo electoral ya había entregado su voto en los 23.196 puntos de votación que hay habilitados en el país.

Esto es casi un 9% más que en las elecciones generales de 2016 a la misma hora y el sexto dato de mayor afluencia en la historia de la democracia reciente del país.

La policía nacional había informado que antes de las 14:00 horas habían votado más de 14 millones de españoles.

Ya se había informado que la votación por correo también había roto varios récords de participación.

Vox

La disputa

En esta jornada electoral se encuentran en juego los 350 escaños del congreso de diputados y los 208 del senado.

Fueron convocadas el pasado 4 de marzo, después de que Pedro Sánchez, del Partido Social Obrero Español (PSOE) y actual presidente del gobierno, no lograra la aprobación de la ley de presupuestos fundamental para la ejecución del gobierno español.

Los principales temas que se han debatido en la campaña han sido la igualdad de género, la independencia de Cataluña y la identidad nacional.

La conversación electoral también ha estado marcadapor la irrupción del partido de extrema derecha Vox.

Dicha agrupación, liderada por Santiago Abascal, ha hecho declaraciones la antiimigración, y ha cuestionado ciertos derechos a las minorías sexuales y las políticas de igualdad de género.

Gobernar.