Escuche este artículo

Cecilia Piñera, jefa de la Unidad de Infectología del Hospital Exequiel González Cortés, e hija del mandatario, entregó sus apreciaciones sobre cómo le ha tocado vivir la pandemia desde su puesto de trabajo. De allí, la médica se refirió a como ha vivido la pandemia desde su posición como médica y como hija del Presidente de la República, Sebastián Piñera.

En conversación con La Tercera, la Dra. Piñera expresó que la situación está «en un momento muy complejo, pero creo que estamos mejor parados que el año pasado; tenemos más conocimiento, los médicos de adultos saben manejar mucho mejor a los pacientes que antes, y además tenemos la gran ventaja de que junto con la ola de casos, está comenzando también la ola de la vacuna».

Además, añadió que tiene esperanzas en cómo se ha manejado la pandemia, «y tengo harta esperanza de que pronto eso ya se empiece a reflejar, sobre todo en una disminución de la mortalidad. Porque lo que uno busca no es tanto el menor número de casos, sino menos enfermos graves y menos muerte», expresó a La Tercera.

«Todavía está ganando el virus. Y creo que también es porque nos relajamos», añadió. Cecilia Piñera, además, reconoció que la pandemia ha sido un problema más complejo que el estallido social para el gobierno de su padre. «Una pandemia es algo más de gestión; quizás más concreto, aunque sea invisible», declaró.

«Creo que lo que no se ha logrado nunca hacer muy bien y que ha sido complejo es el tema del testeo y trazabilidad, a pesar de que ha ido mejorando mucho y que el ministerio está súper consciente. Por otra parte, es difícil, porque no toda la gente dice que es contacto estrecho», reconoció la hija del Presidente, al referirse al manejo que ha tenido el gobierno con esta pandemia.

Proceso constituyente

Sobre las próximas elecciones del 11 de abril, y el futuro constituyente de Chile, Cecilia Piñera declaró que «me gustaría mucho que de verdad hubiera tolerancia en los distintos puntos de vista, porque hoy día siento que hay una tolerancia mal entendida. Por ejemplo, hay que tolerar a la mujer que está a favor del aborto y no tolerar a la mujer que está contra el aborto, independiente de la posición que yo tengo. La sociedad está siendo muy intolerante contra las posturas, a veces más conservadora, más antiguas, y eso creo que nos ha llevado a una mala convivencia a nivel nacional. Entonces, tengo harta esperanza y espero que en el fondo sean todas las voces escuchadas y no haya una imposición ideológica en el proceso», indicó.

  Fuente eldesconcierto