Escuche este artículo
El vicepresidente ejecutivo de América Solidaria, se fue en picada contra el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, y el ministro de la misma cartera, Andrés Chadwick, afirmando que si el mismo gobierno ha tildado la situación de «crisis migratoria» es incomprensible que solo un asesor del ministerio esté a cargo de la zona. “Esto ha sido manejado por un asesor, el subsecretario o el ministro del Interior tienen que poner la cara», dijo Baranda.

El psicólogo y activista social, Benito Baranda, criticó duramente el ausentismo tanto del subsecretario del Interior,Rodrigo Ubilla, como del ministro del Interior, Andrés Chadwick, en la que desde el mismo gobierno ha sido denominada como la “crisis migratoria” que se vive en el norte.

En conversación con T13 Radio, Baranda afirmó que el gobierno debe hacerse responsable de una crisis que ellos mismos han provocado al instaurar hace unos meses la denominada “visa democrática” para Venezuela.

“Yo lo dije desde el inicio, esta “visa democrática” para Venezuela es un error, tu tienes que contar con una Visa común para todos los países. (Porque) con esta discriminación positiva generas una expectativa en un país que lo está pasando mal. Debimos haber tenido desde el inicio una única visa, y haber dicho yo requiero esta migración, requiero de mano de obra para esto, etc.”, afirmó baranda en el programa.

Ante esto, el vicepresidente de América Solidaria apuntó a las autoridades de gobierno responsables del caso: “Tiene que poner la cara el subsecretario del interior o el ministro, estamos adportas de una crisis que ellos mismos han anunciado, y poco mal y tarde se les ha visto”.

Al ser consultado sobre el porqué estas autoridades no estarían abordando la problemática directamente, Baranda respondió que “yo creo que es impopular, porque es un fierro ardiente, que es mejor tirar a alguien que va a bajar el perfil que no genere tanta atención mediática.”

Con esto Baranda hizo referencia a Mijail Bonito, asesor del ministerio, que hasta ahora ha sido la cara visible de las autoridades chilenas en el conflicto.

“Tiene sentido que el gobierno trate de poner algún tipo de regulación, pero lo tiene que hacer en conjunto con los otros países de la región, no lo puede hacer aisladamente. Con Colombia, Ecuador, Perú y Chile, si es que Argentina y Brasil no se ponen de acuerdo. Establecer cuotas migratorias y entregar visas limitadas, pero que cada país se vaya haciendo responsables de las personas que recibe”, propuso Baranda.

“Lo que tenemos que hacer es colaborar para que las personas que vayan llegando sean integradas a nuestros países. Lo grave son los niños y las niñas, lo que estamos viendo en Tacna”, enfatizó.