Escuche este artículo

“La Junta de Vigilancia de la Cuenca del Río Huasco, es un organismo que nos ayuda en diversas áreas y se preocupa de que tengamos una distribución de agua equitativa para todo el Valle”

En las comunas de Freirina y Huasco se producen los mejores aceites de oliva del país, esto gracias al trabajo de olivicultores, que por años han mantenido esta tradición familiar y a las bondades del río Huasco que pese a estar en el desierto más árido del mundo, sus aguas hacen del Valle que lleva su nombre un lugar fértil y con condiciones climáticas propicias para producir uno de los aceites más cotizados de Chile y el mundo, que hoy goza de gran prestigio al obtener el sello de denominación de origen, que dicho sea de paso,  es el único aceite de oliva del país en lograr esta denominación lo cual es motivo de orgullo para los olivicultores del Huasco.

Sobre este tema conversamos con, Ángel Ponce, agricultor de Freirina que produce el aceite de oliva Azzáit, destacado por su sabor y aroma. Ángel, nos relata con orgullo que este es un aceite natural: “en su proceso no usamos químicos solamente agua del canal y como fertilizante para nuestros olivos utilizamos guano, el aceite Azzáit tiene ese sabor especial a oliva envero: que es el proceso en el que la aceituna pasa de ser verde a negra, lo que nos permite obtener un producto de excelente calidad”.

Con su aceite de oliva Azzáit, Ángel, ha ganado varios premios nacionales e internacionales entre los que destaca el primer lugar que obtuvo en el concurso internacional de Aceites de Oliva Olivinus realizado en Argentina, donde obtuvo  el primer lugar y según nos relata: “participaron 17 países, 220 aceites y  salí primero, después obtuve un premio en el Valle del Huasco en un festival donde también saqué el mejor aceite del Valle del Huasco y este año quedé entre los 10 mejores aceites  de Chile,  lo que está plasmado en  las páginas del catálogo Guía Oliva, que cada año publica una selección de los mejores aceites de oliva chilenos y de procedencia extranjera que se venden en nuestro país”.

Finalmente, Ponce, destacó el desempeño de la Junta de Vigilancia de la Cuenca del Río Huasco, puntualizando que: “la Junta de Vigilancia de la Cuenca del Río Huasco, es un organismo que nos ayuda en diversas áreas y se preocupa de que tengamos una distribución de agua equitativa para todo el valle”. Esto permite mantener los cultivos y que los agricultores sigan elaborando productos de calidad como el aceite de oliva.