Inicio Noticias Internacional Documental de The New York Times sobre traumas oculares ocasionados por Carabineros...

Documental de The New York Times sobre traumas oculares ocasionados por Carabineros triunfa en World Press Photo 2020

‘It’s Mutilation’: The Police in Chile Are Blinding Protesters

Corresponsal de The New York Time ingresa a una unidad de trauma ocular en Chile que está respondiendo a “una epidemia” de manifestantes que fueron disparados en el ojo por pistolas de perdigones de la policía.

Desde mediados de octubre, estas han sido las escenas en las calles de Santiago, Chile. Los manifestantes dicen que están hartos de la creciente desigualdad. La mayoría sale en paz, pero se encuentran con la fuerza, y la situación se intensifica rápidamente. Se supone que Chile es una de las democracias más estables de América Latina, un modelo de éxito desde que la dictadura del país terminó en 1990. Pero esta brutal represión sugiere que las tácticas de seguridad no han cambiado tanto.

- PUBLICIDAD -

La policía ha disparado perdigones y balas de goma. Estas rondas a menudo se disparan a corta distancia, golpeando a las personas donde pueden hacer el máximo daño: los ojos.

Más de 180 manifestantes han sido cegados en parte. Y los números continúan aumentando. Sigo a Carlos Puebla a la unidad de trauma ocular de un hospital público. La sala de espera está llena de personas que me cuentan una historia similar. Estoy de vuelta con Carlos Puebla. La Dra. Carmen Torres, quien perdió el ojo hace varios días, intentan insertarle un implante. Pero el dolor es demasiado intenso.

El Dr. Enrique Morales está rastreando lo que los médicos ven aquí como una epidemia de trauma ocular. El gobierno niega haber hecho algo malo. Más tarde, mi solicitud oficial al ministro y a la policía también fue rechazada.

Grupos internacionales de derechos humanos están investigando denuncias de abuso. Pero ese proceso rara vez logra hacer rendir cuentas a los poderosos. Después de todo, fue el presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien preparó el escenario para la represión violenta.

Desde entonces, al menos cinco muertes, más de 180 lesiones oculares graves, 1.800 hospitalizaciones, 5.000 detenciones, además de denuncias de tortura y violencia sexual.

Muchas de las víctimas dicen que no estaban actuando agresivamente cuando les dispararon. Todo lo que pueden hacer ahora es presentar una demanda y esperar. La violencia policial no ha disuadido a la gente de salir, al contrario. Pocos días después de haberlo conocido en el hospital, Pablo Verdugo está de vuelta en las calles, cuidando de proteger su rostro y sus ojos del gas lacrimógeno.

“es lo que expone el documental de The NewYork Time”

Fuente: nytimes.com
Su opinión es importante...
- PUBLICIDAD -