Escuche este artículo

La Escuela República de los Estados Unidos de Vallenar, perteneciente al Servicio Local de Educación Pública –Huasco-, se encuentra realizando una nueva gestión de importante avance educacional junto a su equipo directivo, profesores y asistentes de la educación, para capacitar e ir en apoyo del aprendizaje de sus estudiantes con Trastorno del Espectro Autista (TEA). La actividad será realizada mediante plataformas digitales, con el propósito de mantener los cuidados necesarios debido al actual escenario de pandemia.

Volver a clases con el contexto Covid-19 ha sido un reto y quizá más complejo aún, con los estudiantes que sufren algún tipo de trastorno o síndrome, por lo que el compromiso que ha adaptado el establecimiento educacional con sus estudiantes en esta iniciativa de aprendizaje llamada “Trastornos del Espectro Autista: Eliminando barreras en el aula”, es de suma importancia, teniendo en cuenta todos los factores que se deben tener presentes en esta nueva normalidad, como lo es afrontar el impacto en la conducta y en las emociones de los niños y niñas, adaptarlos a las nuevas rutinas, mantener los protocolos de cuidado y la adaptación a la escuela en las primeras semanas.

“Somos una escuela que entrega una educación integral inclusiva y nos hemos dado cuenta que no es sólo necesario identificar la necesidad educativa especial, sino responder a ella y por eso que en esta oportunidad hemos querido capacitar a los funcionarios del establecimiento en relación al espectro autista”, comentó la Directora Laura Campillay Contreras, quien además agregó que “el objetivo y propósito de esta capacitación, es entregar a los profesionales que se desempeñan bajo este enfoque de inclusión educativa, las herramientas para poder analizar y seleccionar estrategias de intervención de acuerdo a la necesidad de los estudiantes con este trastorno”.

El TEA es una afección relacionada con el desarrollo del cerebro que con el tiempo puede provocar problemas sociales, comunicacionales y conductuales significativos pero que, con el conocimiento y el apoyo necesario para los niños y niñas, se puede lograr un futuro próspero, independiente y de buen vivir.

Destacar que el curso tendrá una duración de 90 días y permitirá a docentes, asistentes de la educación, equipo directivo y profesionales de la educación, adquirir nuevas herramientas que permitan una mejor inserción escolar de los estudiantes con este tipo de trastorno.