Escuche este artículo

El diputado José Miguel Ortiz (DC) se refirió al nuevo bono clase media que anunció recientemente el Gobierno e indicó que el año pasado este beneficio presentó «varios problemas de implementación y dejó afuera a muchos sectores entre ellos trabajadores de la cultura, de servicios y muchas familias que se salvaron de la crisis gracias al primer y segundo retiro del 10%».

El legislador, quien integra la Comisión de Hacienda, agregó que el gasto fiscal en apoyos sociales durante 2020 fue US$ 4.956 millones, mientras que lo que inyectó el primer y segundo retiro fue más de US$ 30.000 millones, «claramente el esfuerzo fiscal fue insuficiente y la sociedad sobrevivió por sus ahorros previsionales individuales».

Ortiz precisó que este año se deben resolver los recortes de cobertura del IFE 2021, que ayuda al 40% más vulnerable. En ese sentido, aclaró que «los cambios que introdujo el Gobierno en enero dejó afuera a más de 1,0 millón de hogares del IFE y al resto –cerca de 1,8 millones de hogares con aporte promedio de $40.000-, eso no es solución para la crisis que genera este rebrote».

El diputado hizo un llamado al Ministro de Hacienda a resolver los problemas del IFE y la baja cobertura del bono clase media «para efectivamente accedan las familias afectadas sin empleo, con caída de ingresos, que son informales y que no tuvieron ayuda fiscal como los trabajadores de la cultura, de los servicios».

Finalmente, señaló que «no puede haber marginados de la ayuda social, ni familias expulsadas del IFE y en los montos debe existir coherencia entre IFE 2021 y apoyo a la clase media».