Escuche este artículo

Los sujetos fueron sorprendidos tras una minuciosa investigación que culminó a las 7:00 de la noche del domingo, luego que los uniformados dieran con el paradero del presunto autor material del crimen y obtuvieran una orden de arresto verbal del Juzgado de Garantía de Vallenar.

Se trata de un hombre de 31 años que responde a las iniciales I.A.A.S, quien registra antecedentes penales y policiales por diferentes delitos, entre ellos 17 por connotación social. El otro detenido fue identificado con la sigla J. F.M.C, y él también mantiene asuntos pendientes con la justicia chilena.

El mayor Héctor Rojas, comisario de la Tercera Comisaría Vallenar, aseguró que las labores investigativas iniciaron una vez que se confirmó el fallecimiento del exconvicto, mientras era sometido a una intervención quirúrgica en el Hospital Provincial de Huasco.

La víctima había sido apuñalada en la región precordial y la línea torácica axilar, por lo que la gravedad de las heridas impidió que los médicos lograran estabilizarlo; como consecuencia murió tras sufrir un paro cardíaco.

De acuerdo al relato, esa tarde Campillay fue sorprendido por su primo y otro antisocial, cuando estaba sentado en la acera frente a su casa ubicada en la población Torreblanca. Trasciende que el trío ya traía rencillas desde que estuvo en un Centro Penitenciaron donde pugnó condena.

Los antecedentes revelan que los criminales apodados “El Porteño” y “El Cara de Plato” sorprendieron al infortunado y comenzaron a discutir con él hasta que uno de ellos sacó un arma blanca de su mochila y lo apuñaló.

Al ser agredido por su primo, Campillay comenzó a correr, pero fue perseguido hasta la calle Pedro Martínez donde fue agredido nuevamente, por lo que se desplomó al suelo convaleciente mientras sus verdugos huían.

Para entonces la prima de la víctima ya había llamado a Carabineros, que -junto al personal del Servicio de Atención Médico de Urgencias (Samu)- llegó al sitio del suceso para trasladarlo hasta el centro de salud donde murió.