Escuche este artículo
Bastante acalorado estuvo el Consejo Municipal en Tierra Amarilla el pasado miércoles, donde la concejala Liliana Cortes acusó al Alcalde (S) Mario Morales de supuestos malos tratos.
Todo comenzó cuando la concejala Liliana Cortes, en su más pleno uso de facultades fiscalizadoras que la ley le encomienda a todo concejal, le consultó al alcalde sobre el parentesco que existiría entre él y un funcionario que fue contratado recientemente en la corporación.
Fue ahí cuando el Alcalde (S) Mario Morales, sostuvo un acalorado diálogo con la concejala, quien denunció que el edil reaccionó de forma agresiva y matonesca, poniéndose de pie en reiteradas ocasiones y acercándose amenazante hacia la concejala, tratando de amedrentarla eludiendo responder en primer término a la pregunta formulada; y en segundo reconociendo el vínculo con el profesional contratado, señalando a viva voz que “la Ley se lo permitía”.
Debido a este hecho, la Federación Regionalista Verde Social, salió en defensa de la Concejala Liliana Cortés, y en un comunicado señalaron que:  “El episodio vivido por la concejala, no es más que el último de una seguidilla de intentos de amedrentamiento por parte del alcalde (s) Morales en su contra, situación que no sólo nos indigna como regionalistas, sino que como simples ciudadanos, que promovemos desde hace años la transparencia al interior de los municipios, en especial en aquellos como es el caso de Tierra Amarilla, en donde se ha conocido un sinnúmero de irregularidades en tiempos recientes y que afectan, a la larga, a la totalidad de las vecinas y vecinos de la comuna que esperan de su municipio todo el apoyo para mejorar sus condiciones de vida”.
“Al alcalde (S) Morales pareciera molestarle de sobre manera que una mujer se esmere en cumplir su rol fiscalizador y de constante observación de los actos administrativos de la alcaldía, con decisión y prefiriendo no hacer la vista gorda a situaciones que le parezcan legítimamente motivo de cuestionamiento”.
“El ser acuciosos y agudos en la búsqueda de información, la que por cierto es pública, para aclarar situaciones concernientes a la gestión municipal, no es una falencia sino una virtud en un concejal o concejala, que se debe destacar y agradecer en tiempos en donde pareciera ser más sencillo pasar por ciego, sordo y mudo”, indicaron en una declaración de carácter público.
ALCALDE SE DEFIENDE
Al ser consultado por Diario Chañarcillo, respecto al episodio del pasado miércoles, el Alcalde (S) de Tierra Amarilla Mario Morales se defendió e indicó que: “Liliana Cortés sistemáticamente ha buscado vincular a mi familia en distintos temas. La política es dura, pero todo tiene un límite, no es posible que para intentar perjudicarme involucren a mi hija”.
“La concejala Cortés exagera y tergiversa cosas para desviar la atención de lo que realmente es importante; que se haga justicia con Tierra Amarilla y que los responsables de tanto daño paguen”.
Finalmente el Alcalde (S) de Tierra Amarilla, Mario Morales, recordó que la concejala Cortes fue parte y apoyó la gestión del ex Alcalde Delgado, y podría enfrentar a la justicia: “Ella apoyó una gestión, que tal como lo ha ido demostrando la justicia, estuvo llena de cosas mal hechas y que perjudicaron a las y los tierramarillanos, de hecho hace pocos días fue formalizada por el delito de cohecho y al mismo tiempo está enfrentando una causa en el Tribunal Electoral de Atacama por un requerimiento de remoción por infracción grave a la probidad administrativa”, concluyó.