Escuche este artículo

Durante el fin de semana recién pasado, desconocidos habrían talado decenas de árboles nativos al interior del Fundo El Queule, ubicado en la comuna de Hualqui, a unos 25 kilómetros al sureste de la ciudad de Concepción.

De acuerdo a lo señalado por BioBioChile , el predio donde ocurrió la tala ilegal es propiedad de Forestal Arauco y las especies cortadas fueron en su mayoría robles, aunque también hubo laureles chilenos, avellanos, lingues y peumos.

Según lo informado, en una sección del predio existe un área de conservación, donde aún quedan los últimos queules en estado nativo de la zona, especie declarada monumento nacional en 1995.

En este sentido, el activista medioambiental Roberto Francesconi señaló a BioBioChile que se trataría de leñadores que se dedican a la venta de este tipo de madera, quienes habrían derribado al menos 60 árboles.

“Se salvó el queule grande, porque es el único ‘grandote’ que queda en Hualqui. Lo cortan y la distribución se acaba, nos quedamos con los que están en Tomé, Penco, que también los están cortando. Por eso lo grave de esto”, aseveró Francesconi, quien además aseguró que ingresará dos denuncias por este caso, la primera ante Carabineros por robo ilegal de leña y la segunda ante Conaf, para que, en conjunto a Forestal Arauco instalen cámaras trampa en la zona.