Escuche este artículo

El Ministerio del Medio Ambiente aprobó la creación del Santuario de la Naturaleza Humedal costero de Totoral, en la Región de Atacama. La medida forma parte del Plan Regional de Atacama, y del Plan Nacional de Protección de Humedales 2018-2022.

““La creación de este nuevo Santuario de la Naturaleza responde a un anhelo de la comunidad representada por vecinos, organizaciones, agricultores y pescadores artesanales,  los que buscaban proteger el sector y las diferentes especies que están presentes, además Totoral es parte del Plan Nacional de Protección de Humedales con el que ya superamos las 231 mil hectáreas a las que hemos otorgado figuras de protección que permiten el cuidado de la biodiversidad y benefician  a las personas que viven cerca de estos humedales» afirmó la  Ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

El área asociada al humedal y sus alrededores alberga un importante número de especies de flora, además de proporcionar alimento, refugio y descanso para la fauna que habita el lugar. Incluso en los sectores de quebradas interiores, se han registrado zonas de transición para mamíferos, como el zorro, puma y el guanaco, y una avifauna particular en comparación a las otras unidades de paisaje.

El Humedal Costero de Totoral se ubica en pleno desierto de Atacama, a 89 kilómetros aproximadamente al sur de Copiapó. Es uno de los escasos humedales costeros del norte de Chile, y comprende una superficie aproximada de 368,7 hectáreas. Este humedal se conecta con la quebrada de Totoral, la cual alberga distintas especies asociadas al fenómeno del Desierto Florido.

La solicitud de su declaración fue presentada por la Comunidad Agrícola de Totoral y contó con el apoyo de la junta de vecinos, organizaciones y servicios públicos, para la protección de la alta biodiversidad presente en el área, de las numerosas especies bajo amenaza y como una zona de alto potencial de desarrollo turístico para la comunidad de Totoral.

En cuanto a la flora presente en el área, se determinó una riqueza florística de 112 especies, con un 40% de endemismo, con especies propias de Desierto Florido y cactáceas.

En términos de fauna, en las campañas de monitoreo del año 2019 se detectó un total de 72 especies de fauna vertebrada, entre ellas 58 especies de aves, 3 especies de reptiles, 11 especies de mamíferos.

Los principales objetos de conservación del Santuario de la Naturaleza son la avifauna, la flora del desierto florido, la red hídrica, el paisaje y el patrimonio arqueológico.

Por su parte. el Seremi del Medio Ambiente, Guillermo Ready, destacó que “los humedales en la Región de Atacama están situados en el desierto más árido del mundo, constituyendo ecosistemas indispensables por los beneficios o ‘servicios ecosistémicos’ que brindan a la humanidad y a la comunidad de estos sectores, desde la provisión de alimentos, conservación de la biodiversidad, hasta el control de crecidas, recarga de aguas subterráneas y mitigación de los efectos del cambio climático”.

El Seremi Ready agregó que “son ecosistemas altamente vulnerables, particularmente frente a las prácticas no sustentables y el cambio climático. Los humedales costeros, se encuentran en una condición crítica; hay una disminución del recurso hídrico, detectándose pérdida o disminución de la población de especies nativas, por lo que es imprescindible protegerlos”.