Escuche este artículo
  • El estudio comprende un universo de 11 países, con un capítulo especial dedicado a Chile, que dan cuenta cómo las percepciones erróneas de pacientes y médicos afectan el manejo de la obesidad.

[Santiago, junio 2021] El estudio ACTION IO (Awareness, Care, and Treatment In Obesity Management – an International Observation) brinda información sobre las barreras para el cuidado efectivo de la obesidad. Asimismo, resalta cómo las percepciones, actitudes y comportamientos de pacientes y médicos afectan el manejo de esta enfermedad.

Respecto a los datos chilenos que fueron publicados en la edición de febrero de la Revista Médica de Chile, los principales hallazgos en pacientes y profesionales de la salud locales fueron:

  • En relación con la percepción de los médicos y pacientes sobre la motivación para perder peso, la barrera más fuerte está en los médicos, quienes perciben que los pacientes no están interesados en bajar de peso.
  • De acuerdo al estudio, más de la mitad de los pacientes considerados en la muestra (51%) dice que la razón principal para no discutir el manejo del peso con los profesionales de la salud es la falta de financiamiento para comenzar un tratamiento.

  • En términos de cifras en torno a la motivación por bajar de peso, 81% de los médicos piensa que los pacientes no están motivados, y es la razón principal para no hablar de obesidad con ellos. Por su parte, un 55% los pacientes declaran sí sentirse motivados por perder peso y solo un 3% de ellos manifestó desinterés.

  • Frente a la pregunta si se reportó al menos 1 intento serio por bajar de peso, el estudio revela que el 89% de los pacientes reportó haber hecho al menos 1 intento. Esto dista de la percepción por parte de los médicos, ya que sólo un 27% de ellos considera que sus pacientes han hecho un intento serio por perder peso.

Al respecto, la Dra. Ada Cuevas, médico nutrióloga del centro CAMMYN y quién lideró la investigación para Chile señaló que “el estudio ACTION- Chile nos hace un llamado a la acción a mejorar el conocimiento de los profesionales de la salud en cuanto a las necesidades de los pacientes que viven con obesidad, y a mejorar el conocimiento de la fisiología y el manejo de esta enfermedad crónica. También hace un llamado a las autoridades de salud de que no basta con sólo reconocer que la obesidad es una enfermedad y hacer esfuerzos por prevenirla, sino que debe ser tratada como tal. La pandemia de COVID-19 ha revelado las graves complicaciones que pueden tener los pacientes que viven con esta enfermedad, dejándonos una gran tarea en el corto plazo para mejorar las estrategias de prevención e incorporar el acceso a tratamiento”.

Chile es uno de los países de la OCDE con una alta tasa de obesidad y sobrepeso, sólo debajo de México (72,5%) y por encima de Estados Unidos (71%). En este contexto, los resultados nacionales del estudio ACTION IO son muy reveladores para entender la situación actual en Chile de esta enfermedad.

Por ejemplo, otros resultados apuntan a que entre las variables que inciden en la obesidad y/o sobrepeso, el 44% de los pacientes cree que factores genéticos impidieron la pérdida de peso, mientras que solo un 26% de los médicos lo cree. Fueron más las personas con obesidad que los profesionales de la salud quienes hicieron referencia a factores biológicos, incluido los genéticos, como causantes de la obesidad, demostrando la necesidad de educación a profesionales de la salud sobre la multifactorialidad de esta enfermedad.

Las barreras financieras sin duda fueron una variable que apareció en los hallazgos, ya que un 66% de los pacientes y un 59% de los médicos consideran que el costo de los medicamentos para el tratamiento de sobrepeso/obesidad, programas y servicios, es otra barrera para la pérdida de peso. En contraste con otras muestras de ACTION-IO, así como ACTION US y ACTION Canadá, la carga financiera de la pérdida de peso y el estilo de vida saludable, fueron considerados como obstáculos para las personas con obesidad en Chile.

En cuanto a la percepción de pacientes sobre su enfermedad y su implicancia en la salud, el estudio en Chile sugiere que la mayoría de las personas con obesidad reconoce el impacto del sobrepeso en su salud y más allá de las barreras financieras, están haciendo serios esfuerzos para perder peso, pero con éxito limitado al hacerlo sin apoyo médico (por su cuenta). Y es así como el 85% de los pacientes cree que su peso actual podría tener un efecto en su salud en el futuro.

Respecto a su condición, y en términos de responsabilidad, el 79% de los pacientes asume la pérdida de peso como algo de su responsabilidad y 47% de los profesionales de la salud cree que la pérdida de peso es sólo responsabilidad del paciente.

De acuerdo a la variable asociada al deporte, el 82% de los pacientes y el 97% de los profesionales de la salud creen que la falta de ejercicio es una barrera clave para la pérdida de peso. Y en un rango de tiempo a 3 años, 36% de los pacientes reportó haber perdido menos de un de 5% de masa corporal durante los últimos 3 años. De ellos, sólo el 24% pudo mantener la pérdida por al menos un año (9% del total).

Finalmente, el 65% de los pacientes con obesidad consideró que incrementar el número de profesionales de la salud que manejen la obesidad como enfermedad crónica, es un factor importante para mejorar el éxito de los esfuerzos por perder peso.

Para el Dr. Rodrigo Alonso, médico nutriólogo del centro CAMMYN y quien también fue parte del equipo que lideró el estudio en Chile, “la evidencia que nos deja ACTION IO – Chile nos da señales de cómo debemos enfrentar el problema de la obesidad en nuestro país y el papel que tenemos los profesionales de la salud en el mejor manejo de nuestros pacientes. Es evidente que hay una desconexión entre lo que el paciente y su médico piensan en cuanto a la responsabilidad, deseos de perder peso, esfuerzos realizados, etc., lo que repercute en la tardanza de varios años enfrentar el problema. La educación y formación a los profesionales del área de la salud es fundamental para enfrentar esta enfermedad crónica”.

Para ver el estudio completo: Results of the ACTION-IO survey in Chilean patients with obesity and health care providers

 

Sobre ACTION IO

ACTION IO es el estudio más grande de su tipo para investigar las barreras para el manejo de la obesidad desde la perspectiva de las personas con obesidad y los profesionales sanitarios. La metodología comprende una encuesta on-line en 11 países, incluidos Australia, Chile, Israel, Italia, Japón, México, Arabia Saudita, Corea del Sur, España, Emiratos Árabes Unidos y el Reino Unido. En Chile, las pacientes elegibles fueron adultos con un índice de masa corporal ≥ 30 kg/m2 y los médicos aquellos que realizaban atención directa de pacientes. ACTION-IO complementa la valiosa información obtenida de los estudios ACTION realizados en los EE. UU y Canadá y ha ayudado a generar una imagen única y completa de las barreras en el cuidado de la obesidad en una población global, así como también información personalizada país por país para guiar acciones significativas. sobre la obesidad. Los estudios ACTION-IO y ACTION realizados en los EE. UU y Canadá fueron patrocinados y financiados por Novo Nordisk.

 

Sobre Novo Nordisk

Somos una compañía global dedicada al cuidado de la salud, fundada en 1923 y con sede a las afueras de Copenhague, Dinamarca. Nuestro propósito es impulsar el cambio para vencer la diabetes y otras enfermedades crónicas graves como la obesidad, las enfermedades raras de la sangre y endocrinas. Lo hacemos siendo pioneros en los avances científicos, ampliando el acceso a nuestros medicamentos y trabajando para prevenir y, en última instancia, curar las enfermedades que tratamos. Empleamos a más de 45.800 personas en 80 oficinas de todo el mundo, y comercializamos nuestros productos en 170 países. Para más información, visite Novonordisk.cl, Facebook, Twitter, LinkedIn, YouTube.