Escucha el texto aquí

Uno de los temas que las últimas semanas se ha reinstalado en la agenda pública es la grave crisis migratoria que enfrenta el país, con varias zonas del norte afectas a ella.

En diálogo con Meganoticias el gobernador de Antofagasta, Ricardo Díaz, cuestionó la gestión del gobierno en esta materia, asegurando que no dispone de la colaboración que un problema de esta envergadura amerita.

“No hemos tenido ayuda de la delegación presidencial. En los últimos meses se ha entrado en una dinámica de desgobierno”, dijo.

Y detalló que actualmente “los migrantes pueden entrar por cualquier parte. En Antofagasta hay 150 pasos fronterizos no habilitados. En Colchane y Arica el desierto es tan vasto que pueden ingresar por cualquier parte”.

Lamentablemente, una creciente delincuencia se está apoderando de estas zonas, lo que confirma tanto el gobernador Díaz como autoridades de otras regiones. En este sentido, apunta a «la trata de personas. Y no sabemos cómo está el tráfico de órganos”.

Allamand no generó «alianzas con Perú y Bolivia»

“Este gobierno ha actuado mucho en la política de lo comunicacional, de decir cosas para demostrar que están haciendo algo, pero en la práctica no hacen nada”, denunció.

Respecto del trabajo de Andrés Allamand, quien hasta este domingo era el canciller, Díaz le objeta “no generar alianzas con Perú y Bolivia” para analizar una estrategia conjunta ante el evidente descontrol del flujo migratorio.

Por último, detalló dónde debiera estar el foco del Ejecutivo actual en lo sucesivo: “Controlar a los migrantes que ingresan. Quiénes son, pedir antecedentes y sobre todo tener una política muy clara con niños, niñas y adolescentes», dijo.

Y en relación al nuevo gobierno, contó que ya tuvo conversaciones con la futura ministra del Interior, Izkia Siches. “Vamos a hacerle una propuesta los tres gobernadores de la macrozona”, anticipó aludiendo refiriéndose a sus análogos en Arica e Iquique.