Escuche este artículo

Tras una extensa jornada de debate, y con varias suspensiones en busca de acuerdos, la Convención Constitucional, el órgano ciudadano que redactará la nueva Carta Magna de Chile, aprobó este miércoles la propuesta de la mesa directiva – encabezada por la presidenta Elisa Loncon y el vicepresidente Jaime Bassa – sobre normas básicas para su funcionamiento.

Se trata de un reglamento provisorio que considera la creación de tres comisiones transitorias: Reglamento y Ética, que estará integrada por 31 constituyentes; y Presupuesto y Administración Interior, formadas cada una por un máximo de 17 convencionales.

Cada instancia incluirá escaños reservados para representantes de pueblos originarioscuatro en el caso de Reglamento y Ética y dos en cada una de las restantes.

Cada convencional que desee conformar las comisiones deberá reunir un mínimo de patrocinios de sus pares: cinco apoyos para postular a Reglamento y Ética, cifra que baja a cuatro en el caso de representantes indígenas; y nueve respaldos para aspirar a las de Presupuesto y de Administración Interior, número que cae a ocho para delegados de pueblos originarios.

En materia de paridad, no podrán estar integradas en más de un 60 por ciento por un género.

Los convencionales que no integren las comisiones podrán participar de sus sesiones y presentar propuestas, pero no tendrán derecho a voto.

En cuanto a su funcionamiento, las tres comisiones elegirán por mayoría absoluta una coordinación paritaria con, al menos, un constituyente que no sea de la Región Metropolitana para dirigir el desarrollo de su trabajo.

Así, el trabajo se organizará de acuerdo a los objetivos de cada instancia; podrá funcionar en subcomisiones y tendrá un plazo de 10 días hábiles para audiencias públicas destinadas a recibir propuestas de la sociedad civil, asambleas y cabildos territoriales o temáticos, universidades, fundaciones u otras formas de organización social, comunidades de las naciones preexistentes y de chilenos en el extranjero.

Cada comisión tendrá un plazo de 30 días corridos para evacuar sus respectivas propuestas al Pleno de los convencionales.

¿FIN DEL QUÓRUM DE DOS TERCIOS?

Entre las votaciones de este miércoles estuvo un punto que algunos ya interpretan como el fin del quórum de dos tercios de la convención para la aprobación del texto, uno de los puntos de controversia en la antesala del proceso constituyente.

Y es que el Pleno rechazó la propuesta de la mesa directiva referida a que las diferentes votaciones deberán respetar el mandato que se le entregó respecto de esa regla, contenida en el acuerdo alcanzado el 15 de noviembre de 2019 entre el Gobierno y amplios sectores de la oposición, que permitió la redacción de la nueva Constitución.

«Los dos tercios es un tema que viene con toda la historia de la dictadura. Todos sabemos eso y la gente que entró a este proceso también tiene opinión al respecto. Hay distintas posiciones al interior, se están manifestando las posiciones y eso me parece interesante«, dijo la presidenta Loncon.

El vicepresidente Bassa, en tanto, indicó que «el punto que se hizo finalmente en la deliberación reglamentaria fue traspasar esta discusión a la comisión de Reglamento que se aprobó en esta instancia, la que va a tener que construir el reglamento con el cual va a funcionar la Constituyente de manera permanente en el tiempo y eso va a suponer, entre otras cosas, procesar la forma en que el diseño constitucional aplica para el proceso constituyente».

CREACIÓN DEL COMITÉ EXTERNO DE ASIGNACIONES

Finalmente, el Pleno de los constituyentes aprobó la creación del Comité Externo de Asignaciones, un organismo de carácter independiente que tendrá como función determinar los criterios de uso y administración de las asignaciones que, de acuerdo al presupuesto, le corresponda a cada convencional.

Las decisiones e instrucciones que adopte la instancia externa tendrán el carácter de vinculantes para la convención y sus órganos, debiendo velar por la transparencia, probidad y buen uso del presupuesto para asignaciones.

El comité estará formado por cinco funcionarios del aparato estatal: un empleado de carrera de la Contraloría General de la República, uno del Consejo para la Transparencia, uno de la Tesorería General de la República, uno de la secretaría de la Cámara de Diputados y Diputadas y uno de su símil del Senado.

¿Cómo serán designados? Cada una de las entidades públicas antes mencionadas deberá proponer una terna a la mesa de la convención, la que seleccionará a una persona de cada organismo y someterá al Pleno el conjunto de alternativas.

La instancia externa también será integrada por un profesional indígena del área de la ingeniería, economía o materias afines, con acreditación indígena, probada experiencia de trabajo con comunidades y organizaciones indígenas territoriales. Este miembro será elegido por la mesa directiva.

Los integrantes del comité independiente serán inamovibles, salvo que incurran en incapacidad o negligencia manifiesta en el ejercicio de sus funciones.

De igual forma, la instancia tendrá paridad: ningún género deberá sobrepasar en más de uno al otro.

INTERIOR PEDIRÁ REUNIÓN CON LA CONVENCIÓN PARA «DARLES MAYOR SEGURIDAD»

En paralelo, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, anunció que solicitará una reunión a la mesa directiva de la convención para abordar aspectos de seguridad del organismo.

«Presentamos un plan de seguridad en el perímetro del Palacio Pereira y el ex Congreso, donde se están desarrollando las actividades centrales de la Convención, un plan que se sigue llevando a cabo, que es algo distinto a lo que ocurrió el domingo de instalación, en ambos casos están funcionando de acuerdo a lo planificado», sostuvo el jefe de gabinete.

A raíz de las agresiones denunciadas por los convencionales RN Luciano Silva y Ruggerio Cozzi, Delgado defendió que los «anillos de seguridad y planificaciones» se aplican respetando la autonomía de la convención y explicó que «distinto es el caso de su vivienda de uno de los convencionales y el trayecto que ellos puedan realizar».

«Por eso que tenemos que conversar con la mesa acerca de cuáles son estas situaciones, para entregarles las garantías necesarias para que ellos se puedan sentir aún más seguros haciendo sus trabajos. Esa conversación está pendiente, le vamos a solicitar una reunión a la mesa, para poder conversar con ellos cuáles son las bajadas que ellos necesitan y darles mayor protección y seguridad para hacer su trabajo», sentenció el secretario de Estado.