Escuche este artículo

La semana recién pasada, por medio de su sitio web oficial, La Contraloría General de la República informó que “ordenó un sumario en la Municipalidad de Huasco por haber facilitado sus dependencias para una actividad política organizada por las juventudes del Partido por la Democracia”.

Según se menciona en la publicación, “la actividad se realizó en el salón principal de dicho municipio entre el 1 y 2 de junio de 2019. De acuerdo a la investigación originada luego de una denuncia, el organismo fiscalizador determinó que, las reuniones de tal naturaleza no son de interés general para los habitantes de la comuna, sino de quienes sean partidarios de la respectiva tendencia o candidatura de que se trata”.

En el documento además se agrega que “los servidores y autoridades de los órganos de la administración del Estado, incluidas las municipalidades, están impedidos de realizar cualquier actividad de carácter político utilizando bienes públicos”.

Como resultado de la indagatoria, “la Contraloría instruyó además la apertura de un sumario en la Municipalidad de Caldera, para determinar las eventuales responsabilidades admirativas por el uso irregular de un vehículo municipal en una actividad de carácter partidista”.

En un anexo del documento de la Contraloría General de la República, se entrega un  resumen de las observaciones por nivel de complejidad, señalando que dicho organismo “formula con ocasión de las fiscalizaciones que realiza se clasifican en diversas categorías, de acuerdo con su grado de complejidad. Se entiende por Altamente complejas/Complejas, aquellas observaciones que, de acuerdo a su magnitud, reiteración, detrimento patrimonial, eventuales responsabilidades funcionarias, son consideradas de especial relevancia por la Contraloría General. A su turno, se clasifican como Medianamente complejas/Levemente complejas, aquellas observaciones que tienen menor impacto en los criterios señalados anteriormente.

En este contexto se identifican tres procesos:

  • Ausencia de un procedimiento formal al que deban someterse las solicitudes de uso de las dependencias municipales, el cual fue calificado como “Medianamente Compleja”
  • Falta de control en el uso de salón municipal, el cual fue calificado como “Altamente Compleja”
  • Uso indebido de vehículo municipal, el cual fue calificado como “Altamente Compleja”