Escuche este artículo

Este medio informó que Contraloría dio la razón a un sujeto al que denominaron como “el infantil justiciero imaginario”, refiriéndose al Honorable Concejal de Renovación Nacional por Huasco, y empleado de la Gobernación Provincial, Victor Caballero, aduciendo que ese nombre se “lo adjudicó” el alcalde Rodrigo Loyola, por una publicación de su facebook personal en que el edil le llamó la atención al concejal por no plantear los temas en Concejo y hacerlo por redes sociales, como un infantil justicero imaginario, antes que como una autoridad responsable elegida por la gente.

Es importante destacar que Contraloría no ha dado la razón, en ninguno de sus dictámenes u oficios, a ningún “infantil Justiciero Imaginario”, como se ha denominado por este medio al Honorable Concejal Caballero, puesto que el único pronunciamiento de Contraloría sobre materias que involucran al referido concejal, es el Oficio N° 33.099.- por uso indebido de inmuebles municipales por parte del Concejal Caballero, en que Contraloría informó a los concejales, que “si se estima que el actuar del concejal denunciado implica una contravención grave del principio de probidad, corresponderá que cualquier concejal realice la denuncia ante el Tribunal Electoral Regional de Atacama”.

El Informe a que hizo referencia la publicación de este medio, señalando que CONTRALORÍA DIO LA RAZÓN AL INFANTIL JUSTICIERO IMAGINARIO, acompañada de una fotografía de un niño rubio disfrazado como el popular personaje de tiras cómicas “El Zorro”, y cuya apariencia dista bastante de la del Honorable Concejal Caballero, es el Informe Final N° 827 de 2018, que dio cuenta de una auditoria al macroproceso de adquisición y abastecimiento de la Municipalidad de Huasco, efectuada en cumplimiento del plan anual de fiscalización de la Contraloría General 2018, y no obedece, como se ha pretendido atribuir, como una fiscalización derivada de acciones del Concejal Caballero.

La intervención de este último, únicamente se ha manifestado en utilizar ese informe para publicarlo en redes sociales y aparecer en entrevistas señalando parcialmente las conclusiones del mismo, el que en ninguna parte concluye dándole la razón al señalado Concejal, indicando principalmente el documento, que hay montos en gastos que no fueron “totalmente” respaldados y tratos directos no justificados “suficientemente”, por lo que se otorgaron 30 días para subsanar dichas observaciones, antecedentes que en horas de la tarde de ayer fueron entregados, en su totalidad por el Alcalde Loyola al Contralor Regional de Atacama, en Copiapó.

Finalmente, en el informe si bien se detectaron falencias en el control interno, es preciso hacer notar, que el máximo órgano de control interno municipal, es el Concejo del que forma parte el Sr. Caballero, siendo por tanto, el referido concejal, uno más de los sujetos responsables en los hechos imputados por Contraloría y no un mero espectador.”