Escuche este artículo

«He mandatado a Luis Mayol, vicepresidente de nuestra lista, para que haga acercamientos con los independientes no neutrales y con los convencionales elegidos por la Unidad Constituyente, para reconstruir una mayoría que defienda ciertos marcos de libertades».

Toda una polémica generaron, tanto en la oposición como en su mismo sector, estas palabras expresadas por el senador y presidente de Renovación Nacional (RN), Francisco Chahuán, quien aseguró a Emol que «hay conversaciones de pasillo» con estos dirigentes, con el objetivo de «reconstruir el tercio» de la Convención Constitucional.

De hecho, un grupo de constituyentes electos de RN, además de algunos independientes, redactaron una declaración pública en la que rechazan actuar con «lógicas obstruccionistas» y aseguran que no recibirán «órdenes de partidos» o de cualquier otro tipo de actor o actores, para realizar su labor en la Convención.

Antes de pasar al detalle de esta respuesta emanada por figuras de su propio partido, cabe recordar que los dichos del legislador por la región de Valparaíso fueron rechazadas por el senador y presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, quien sostuvo que «no hay ninguna posibilidad de establecer un entendimiento con las fuerzas que promovieron el Rechazo».

Tras ver que la polémica se le venía encima, Chahuán retrocedió en sus dichos y dijo que «se mal entendieron mis palabras. Lo que yo he señalado permanentemente es que, por supuesto que tiene que haber voluntad de dialogar al interior de la Convención Constitucional, como también en el Parlamento, para sacar adelante las reformas estructurales».

Frente a toda esta controversia, convencionales de RN e independientes, como Patricia Labra, Luciano Silva, Angélica Tepper, Harry Jurgensen, Paulina Veloso, Raúl Celis, Ruth Hurtado, Manuel José Ossandón, Teresa Marinovic, Luis Mayol, Cristián Monckeberg, Roberto Vega, Álvaro Jofré, Bernardo Fontaine y Ruggero Cozzi, emitieron un comunicado.

«La nueva Constitución debe representar a todos los chilenos, sin vetos, bloqueos o exclusiones, entendiendo nuestro pasado y mirando hacia el futuro. Estamos disponibles para construir los acuerdos que nuestros territorios necesitan, con generosidad, convicciones y apertura al diálogo. Confiamos en que todos los constituyentes electos tenemos la misma disposición», comenzaron indicando los firmantes.

Además, plantean que «este proceso constituyente debe ser de cara a la ciudadanía, con participación, libertad y espíritu de alcanzar acuerdos, sin intención de actuar con lógicas obstruccionistas», y agregaron que «actuaremos con independencia y no recibiremos órdenes de partidos políticos. Tampoco instrucciones de ningún gobierno, parlamentarios o injerencias de cualquier grupo de presión que pretenda instrumentalizar el proceso constituyente para algo distinto de su finalidad».

Por último, manifestaron que «la autonomía de la Convención Constitucional y el respeto a las reglas que la regulan, son valores que defenderemos con firmeza».

       

Fuente PURANOTICIA