Escuche este artículo
La Cámara de Diputados aprobó en general el proyecto de ley que -a juicio del Ejecutivo- moderniza la legislación tributaria. Para ello fueron claves dos de los ocho votos a favor de la iniciativa que otorgaron los DC José Miguel Ortiz Novoa y Pablo Lorenzini, quienes se sumaron a sus pares de la UDI y Renovación Nacional. De esta forma la Democracia Cristiana cumplió con lo anunciado previamente por su presidente, Fuad Chahín, en cuanto a que en la Comisión los falangistas aprobarían la idea de legislar el proyecto con el objeto de analizarlo luego en particular, y ahí rechazar aquellos artículos que les resultaran regresivos o que no fueran en apoyo de las pymes y de los adultos mayores. La decisión de la DC generó una dura reacción al interior de la oposición al gobierno de Piñera, siendo el partido de centro, especialmente Chahín, acusado de traicionar lo que se había logrado avanzar en legislación tributaria en el anterior mandato de la Nueva Mayoría. En ese contexto, el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara, el PC Daniel Núñez, acusó al mandamás falangista de “coludirse con la derecha para borrar las obras y las conquistas sociales que logramos en el gobierno de Michelle Bachelet”. La idea de la traición de la Democracia Cristiana permeó el ambiente político durante estas dos últimas jornadas, llegando a convertirse en primera tendencia en Twitter durante todo este miércoles el hashtag #Traidores, en alusión justamente al accionar de la DC.