Escuche este artículo
Más de medio centenar de personas pertenecientes a las comunidades diaguitas y collas, protagonizaron una marcha, por calles del centro de Copiapó, en rechazo a la consulta indígena que lleva adelante el gobierno. En primer término, se reunieron en el centro de la Plaza Prat, para posteriormente formar una caravana, y sus participantes portando carteles y banderas, al son de sus instrumentos musicales y manifestando su malestar, se desplazaron por calle Chacabuco, Atacama Colipí y llegar al frontis del edificio del Gobierno Regional.
Isabel Godoy, vocera del Consejo Nacional del Pueblo Colla indicó “esta marcha obedece a la tozudez y a la soberbia del estado, de no escucharnos cuando les dijimos en la primera etapa que no queríamos esta consulta. Esta consulta nace del Plan Araucanía y el Presidente Piñera en septiembre del año pasado hace anuncio de algunos planes para la Araucanía y en esa reunión no estuvieron todos los pueblos. Entonces cuando se instala la Consulta, se dice acuerdo nacional por la Consulta, y nosotros nunca hemos estado de acuerdo; nunca nos han preguntado si queremos esta consulta”.
Acotó “se debería haber hecho esta Consulta una vez promulgada la Ley que crea el Ministerio de los Consejo de Pueblos. No se ha avanzado en el Proceso Constituyente, no se ha avanzado en la Ley del Ministerio (Indígena) y nos tiran una nueva consulta, que además nosotros no hemos pedido.  Es una consulta que vulnera todos nuestros derechos, y que está en el afán de meter las manos de los empresarios capitalistas en los territorios nuestros”.
La vocera del Pueblo Colla enfatizó que “no descartamos nuevas movilizaciones; todo va a irse dando en la dinámica que ellos vayan queriendo seguir avanzando en la Consulta”.
Por su parte, Eric Chinga Ferreira, vocero de la Red Nacional Diaguita, al respecto de la actividad desarrollada señaló que “nosotros lo dijimos desde un principio. Esta es solamente una reforma que está prácticamente hecha a la medida de ellos, del  capitalismo. Nosotros estamos por resguardar los territorios, que son propios, de muchos años y lo que ellos quieren tener la posibilidad de hacer una modificación en el artículo 13, que habla de arrendar y que a futuro significa vender. Nosotros nos vamos a oponer a cualquier reforma que se haga antes de la creación del Ministerio y los Consejos de Pueblos, que fue un acuerdo del 2015 en San Esteban. Esto está entrampado, se le quitó la suma urgencia en el Senado, y lo que pedimos que esto salga lo antes posible; que nos sentemos los consejos elegidos democráticamente, que sean elegidos por los propios pueblos a ver lo que ellos denominan modernización a la actualización de la nueva Ley”.
“Se está rechazando, no solo acá en Atacama, sino que también a nivel nacional, los 9 pueblos han tomado la decisión de rechazar y que ellos retiren este proyecto del Congreso. Estamos a la espera de la respuesta del Gobierno; y en el caso de que no surta efecto, entraremos a hacer las denuncias a nivel internacional y también seguiremos con movilizaciones más fuertes y no descartamos movilizaciones de fuerza si es posible contra el Gobierno”, enfatizó el dirigente.
ENCUENTRO:
Los representantes de ambos pueblos se contactaron y reunieron con el Seremi de Desarrollo Social y Familia, Raúl Martínez Muñoz. La autoridad al respecto dijo que “llegamos al acuerdo en que ellos me van a entregar un documento escrito; de tal manera que va a ser firmado por la mayor cantidad de personas representativas de los pueblos; puesto que yo les decía que de palabra a mí no me servía. Sin embargo ellos estuvieron dispuestos a hacer un documento, que les pedí que fuera lo más representativo posible de las comunidades, puesto de que sí había comuneros y personas dispuestas a seguir conversando porque estimaron que esta era una gran posibilidad que tienen para plantear sus problemas”.
“Estas dos posiciones se contraponen en este momento. Sin embargo entiendo la posición de este grupo de personas. Señalar que era una cantidad importante de comuneros y representantes de varias comunidades. Así es que respeto la posición, pero también como funcionario público tengo la obligación de que estas sean lo más responsable posible; en el sentido de que si ellos dicen representar; que efectivamente así sea”, manifestó finalmente la autoridad regional.