Escuche este artículo

COMUNICADO

Durante esta semana, se dio a conocer en la plataforma del sistema de evaluación de impacto ambiental, dependiente del SERVICIO DE EVALUACION AMBIENTAL; el pronunciamiento de la SEREMI de Salud, respecto de la calificación de las actividades relacionadas a un depósito de Relaves que CMP busca instalar dentro del límite urbano Comunal en sectores cercanos a Playa Brava y Bahía Chapaco.

Dicho pronunciamiento, señala como “molestas” dichas actividades productivas, calificación que eventualmente permitiría la instalación y operación de un deposito de relaves de un volumen de 14.6 toneladas durante el proceso de operación de dicho proyecto (8 años). Este volumen se emplazaría a 3 km de las áreas residenciales más próximas (sector 21 de mayo y Sector Plan 45).

Ante esta situación, la Ilustre Municipalidad de Huasco lamenta que, una vez más, los organismos del estado no se permitan la oportunidad de vincularse de manera real con las comunidades, por el contrario, respaldando actividades productivas de alto impacto intercomunal, en desmedro de las comunidades cercanas que habitan este territorio.

En nuestra constante búsqueda del diálogo y articulación de una forma honesta de plantear estas problemáticas socioambientales, es que, este alcalde, propiciaba una reunión para este sábado 25 de septiembre de 2021, con el objeto de transmitir desde nuestro CRAS (Consejo para la Recuperación Ambiental y Social de Huasco) la preocupación por los reales impactos que generaría este proyecto.

Por parte de este municipio, existe toda la voluntad de crear diálogos, pues, los vecinos merecen ser escuchados, antes de tomar medidas resolutivas como esta calificación sanitaria que permite entre otras cosas, seguir fragilizando ambientalmente nuestro territorio y la salud de quienes lo habitamos.

La forma de validar este proceso, es lo que hoy causa molestias, considerando la zona de latencia en la que nos encontramos como Comuna.

Como autoridad garante del bienestar de nuestra comunidad, debemos velar por la salud de nuestros habitantes y, creemos firmemente que lo económico no debe primar por sobre acciones que perjudiquen la salud y profundicen los daños ambientales a los que sigue expuesto nuestro territorio.

Emplazamos firmemente a que la institucionalidad sea garante de los derechos de la población, salvaguardando el legítimo derecho a vivir en un ambiente limpio y de oportunidades reales para todos sus habitantes.

Finalmente, y con el mal sabor de no ser escuchados, reafirmo nuestro compromiso de recuperar socio ambientalmente nuestra comunidad, proteger a nuestra población y seguir insistiendo en el afán de descontaminar nuestro territorio, para así, poder avanzar en un Huasco con otros polos de desarrollo, hoy mermados por los impactos ambientales derivados de los procesos industriales presentes en nuestra Comuna.

Rigoberto Genaro Briceño Tapia

Alcalde de Huasco

Cabe recordar que los daños provocados por el relave minero que la Compañía Minera del Pacífico (CAP) ha depositado en el océano por más de 40 años en la costa de la región de Atacama, han sido cuantiosos y vistos por las autoridades de una manera muy ligera, ante ellos muchas organizaciones han levantado la voz sobre este tema, unas de ellas y con el fin de sentar un precedente sobre los daños provocados por los desechos mineros lanzados en el mar por la Compañía Minera del Pacífico (CAP), la organización de conservación marina Oceana, estrenó el cortometraje “Huasco, el sacrificio de nuestro mar”. La pieza audiovisual cuenta con imágenes inéditas de la tubería que transporta el relave desde la planta de pellets de CAP hasta el fondo marino de la bahía de Chapaco, además de los testimonios de los habitantes de la comuna, quienes han sido testigos del constante deterioro de sus costas.

Huasco es una de las llamadas Zona de Sacrificio que se han instalado en las costas del país durante las últimas décadas. El concepto responde al alto número de industrias contaminantes que se asentaron en estos lugares, generando la degradación del medio ambiente y poniendo en riesgo la salud de la población. En esta zona del norte, particularmente, se suma a las termoeléctricas a carbón el único relave minero que en Chile es lanzado al mar, una situación que durante años ha generado contaminación.

Para el Director de Ciencias de Oceana Chile, Matthias Gorny, “el daño ya está hecho, probablemente en algún tiempo igual van a volver algunas especies que son capaces de vivir en este tipo de ambientes, pero no va a volver a ser como antes”. Ante esto, los pescadores de la zona afirman que “el pescado desapareció como por arte de magia”. De hecho, una antigua huasquina señala que “ya no podemos comer nada de la costa, está todo contaminado”.