Si deseas escuchar la noticia, haz click AQUÍ

Se trata de un móvil impulsado por energía eléctrica que distribuye cilindros de gas de 5 kilos. Lipigas pretende aumentar la flota de este tipo de vehículo de aquí a fin de añoy reducir casi 90 toneladas de CO2 al dejar de usar combustibles líquidos de mayores emisiones al ambiente.

A partir de junio comenzó a circular por las calles de Santiago la Partner Van G4, el primer vehículo eléctrico de reparto de gas licuado del país. El automóvil cuenta con una autonomía de hasta 140 kilómetros de distancia, alcanza los 45km/h y puede transportar hasta 400 kilos de carga, razón por la cual distribuye solo cilindros de 5 kilos.

El vehículo eléctrico de Lipigas se encuentra actualmente en marcha blanca y circula inicialmente por las comunas de Providencia y Ñuñoa. A fin de año la compañía espera aumentar la flota de este tipo para ampliar la cobertura y hacer crecer esta alternativa de reparto más sustentable.

El vehículo cuenta con un motor de 3000 watts que es impulsado por dos baterías de litio cuya carga se realiza directamente en la red eléctrica, lo que permite una gran reducción de  CO2 anualmente. Por ejemplo, en comparación con un automóvil que utiliza combustibles fósiles, este método de reparto puede llegar a reducir un total de 8,62 toneladas de CO2eq al año por vehículo. Además, está equipado con todas las medidas de seguridad necesarias para el conductor como cinturón de seguridad, cámara de retroceso, entre otros.

Lipigas medirá la eficiencia sobre temas tales como la reducción del uso de combustible, la eficiencia y efectividad del reparto, la disminución de la huella de carbono, entre otros aspectos. Tras concluir esta etapa, se evaluará la expansión de este programa a nuevas comunas del radio urbano de la Región Metropolitana.

Alberto Orlandi, gerente GLP Chile de Lipigas, señaló que “este primer móvil eléctrico para el reparto de gas de la industria nos permitirá llegar a las personas de una forma más sustentable y amigable con el medio ambiente. Creemos que generará un impacto positivo en varios aspectos, con una disminución importante en la emisión de gases contaminantes. Con esto, pretendemos poco a poco ir descarbonizando nuestra flota de transporte para llevar nuestros productos en medios de transporte impulsados con energías más limpias”.

Este proyecto forma parte del compromiso de Lipigas con el medio ambiente, en la búsqueda de alternativas que hagan más sustentable su propia operación. Recordemos que la compañía anunció este año la apertura de nuevas plantas de GNL para transporte de vehículos pesados, incluyendo camiones de distribución de gas y el desarrollo de BioGNL para camiones de transporte de largas distancias.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: