Escuche este artículo

El 25 de abril se realizó un “plato único” en la cárcel de Vallenar, actividad para la cual los interesados (gendarmes o internos) debían pagar $2.500. El hecho generó una investigación interna para saber si el evento se financió con recursos públicos.Según fuentes de Gendarmería, aquel día una funcionaria ingresó al recinto penal con dos bolsas de supermercado, en las cuales portaba alimentos para el plato único, el cual consistía en pollo, arroz y papas con mayonesa. Mientras que aquellos que no pagaron por la actividad, recibieron un almuerzo con dos papas y dos croquetas de salmón.El hecho causó molestia entre algunos funcionarios de la institución, quienes aseguran que se estaría haciendo mal uso del racionamiento fiscal, destinado para gendarmes y reclusos. Consultado por la situación, el director regional de Gendarmería, Víctor Vera, señaló que “una vez conocidas las denuncias, se ordenó de inmediato una investigación interna, con la finalidad de determinar las circunstancias exactas en que ocurrieron los hechos”. Fuente: soychile