Escuche este artículo

Mediante una declaración pública, el Colegio de Profesores de Vallenar dio a conocer una serie de hechos que estarían ocurriendo en establecimientos de Vallenar, que afectarían el desarrollo educacional de profesores y alumnado, entre ellas la respuesta del SLEP para participar del Congreso Nacional de Educación, el problema de conectividad e implementación para la labor docente, los casos de contagio por covid-19 en las escuelas y la relación con el gremio.

Sin embargo, entre los puntos que mencionan en la declaración destacan los respectivos a reparación de establecimientos educacionales. Señalan que “durante un tiempo, ya varios establecimientos del territorio han estado afecto a trabajos de reparación, a fin de mejorar sus infraestructuras, sin embargo, nos preocupa enormemente que dichas reparaciones cuenten de manera efectiva con las condiciones para un retorno seguro para quienes componen cada una esas comunidades educativas.

Lamentablemente no hay informes respecto a las condiciones óptimas para el uso de dichas dependencias. Además, estamos en conocimiento que en uno de los establecimientos, Liceo Pedro Troncoso Machuca, se encontraron planchas con asbesto… se solicitó al director ejecutivo la entrega del informe del departamento de salud en torno a si es que efectivamente este material fue eliminado del establecimiento, pero no ha habido novedad sobre este.”, dijeron.

“Sabemos que una la empresa que se adjudicó las obras de reparación del Liceo Politécnico de Vallenar se declaró en quiebra, dejando abandonada la obra a medio terminar, existiendo un anticipo de alrededor de un 30% del costo total del trabajo, además dicha empresa hizo intervenciones que no estaban contempladas en lo solicitado en reparación, destruyendo gran parte de la infraestructura, quedando el liceo en peores condiciones de las que estaba originalmente”, mencionaron.

SLEP

Desde el SLEP Huasco, dijeron que “en lo que va del año, ha intervenido o se encuentra interviniendo un total de 20 establecimientos educacionales, los cuales consideran proyectos de conservación, que vienen a responder la necesidad de mejorar la conservación de infraestructura existentes, considerando principalmente pinturas de fachadas, recambio de techumbres, servicios higiénicos., pavimentos y revestimientos. Por cada uno de estos proyectos sólo se interviene alrededor del 30% del establecimiento (costo de reposición), lo cual es regulado por la normativa de inversión pública…”

En el caso puntual del Liceo Pedro Troncoso Machuca, comentaron que “se considera la reposición de cubiertas (techumbres) que hasta unas semanas atrás, contenían asbesto cemento, el cual hace varios años se encuentra prohibido.

Dicho proceso de retiro, acopio y transporte hasta el centro de confinamiento es regulado y controlado por la Seremi de Salud, debiéndose autorizar por la misma, el protocolo de trabajo y el de traslado.

Por lo anterior, y habiendo cumplido con todos los requisitos solicitados por la Autoridad Sanitaria, se procedieron a ejecutar dichas labores, momento en el cual no existió asistencia de funcionarios y funcionarias, ya que sólo podía estar personal autorizado y declarado en el protocolo respectivo”.

“Fue conversado con el equipo directivo del establecimiento, que no existió fragmentación del material, ni éste se encontraba disperso en el establecimiento, ya que una vez que se desmonta la plancha, esta se paletiza (se sella) a la espera del transporte.

Los restos que en su momento fueron confundidos con asbesto por parte de la comunidad, correspondían a restos de planchas de yeso-cartón”, señalaron desde el SLEP.

Respecto al Liceo Politécnico, dijeron que “efectivamente se tuvo un conflicto con la empresa, que terminó con la aplicación de multas, cobro de garantía y término anticipado del contrato, encontrándonos hoy día en proceso de liquidación de obra, es decir, en proceso de establecer lo que efectivamente se avanzó para cancelar, luego de deducir las respectivas multas del trabajo efectivo en el establecimiento.

El proceso siempre ha sido monitoreado y supervisado por el SLEP Huasco, en específico por el ITO designado, sin embargo, hay variables externas que hicieron que la empresa no cumpliera sus obligaciones, dejándonos hoy día con el termino anticipado de obras, lo que efectivamente fue comunicado al equipo directivo para que este pudiese transmitir la información a su comunidad educativa”.

Respecto al mismo, esperamos ya durante la cuarta semana de septiembre poder iniciar el nuevo proceso licitatorio en el establecimiento para culminar finalmente el proyecto diseñado para el establecimiento, explicaron.

EMPLAZAMIENTO

“Por lo anteriormente expuesto, exigimos a Javier Obanos, quien en varias oportunidades ha planteado la idea de trabajar en conjunto, escuchando las inquietudes y propuestas de los y las profesoras, a retomar el dialogo con el Magisterio a nivel territorial, lo emplazamos a no quedarse en el discurso y hacer efectiva la comunicación en pos de resolver de buena manera las situaciones que aquejan a nuestros y nuestras colegas en cada una de sus comunidades educativas”, finalizaron los docentes.

    Fuente El Noticiero del Huasco