Escuche este artículo
Ayer fue el inicio del año escolar en la escuela Básica Cristiana Bethel de Vallenar con todas las medidas de seguridad sanitarias y sin los actos clásicos de inauguración del año escolar. Con un aforo de 12 alumnos por sala, ayer llegaron 72 de los 96 alumnos esperados, indicaron desde educación. El saludo de bienvenida se realizó sala a sala a cargo del director del establecimiento, Juan González Meneses, y los docentes se preocuparon por dar una cálida bienvenida. El plan de trabajo pedagógico también contempla cambios, al inicio del primer bloque los y las estudiantes tendrán un tiempo de meditación como una forma de intencionar la educación socioemocional y dar un espacio a los niños, niñas y jóvenes para que conversen sobre los temas que les preocupan y/o reflexionen sobre lo que ha significado este periodo extenso de alejamiento de la sala de clases, compañeros y profesores. Demarcaciones en el piso, señaléticas, indicaciones de circulación, aforos, distanciamiento social, control de ingreso y uso permanente de la mascarilla, la cual se cambia cada 4 horas son algunas de las medidas de seguridad contempladas por el equipo ejecutor del establecimiento para la tranquilidad de los padres y apoderados y resguardo de los profesionales de la educación y estudiantes. «Este es un trabajo en comunidad, donde no solo es importante la participación del equipo directivo, docente y asistente, sino de estudiantes y sus respectivos padres y apoderados. Hoy en mi visita he visto gratamente como lo que más destaca es la cultura de autocuidado de todos los actores, porque aun teniendo todas las condiciones si no existe el gran compromiso que he visualizado aquí ninguna medida sería cien por ciento efectiva. Solo me queda felicitar a los niños y niñas, por su comportamiento ejemplar y a sus familias por ser claves en este retorno», señaló Ingrid Lobos Inzunza, jefa del departamento provincial de Educación Huasco-Vallenar.