Escuche este artículo

Este martes fue el fin de un ícono, el mundialmente conocido Observatorio de Arecibo, en el noroeste de Puerto Rico, colapsó. El paso de los años y los daños estructurales llevaron a la Fundación Nacional de las Ciencias (NSF), propietaria de la instalación, a anunciar su desmantelamiento. La estructura presumía de ser uno de los radiotelescopios de un solo plato más grandes del mundo. En total tenía un peso de 900 toneladas y un plato reflector de unos 305 metros de ancho. Esto supone el final de una era en una parte de la investigación científica y en el turismo de la isla.

Afortunadamente no se reportaron heridos y, aunque la pérdida de este radiotelescopio es lamentable, esta situación no es inesperada.

El pasado mes de noviembre la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos anunció que planeaba demoler esa estructura ubicada en Puerto Rico debido a la rotura del cable principal de la plataforma.

“Tras una revisión de las evaluaciones de ingeniería que encontraron que el daño al Observatorio de Arecibo no se puede estabilizar sin riesgo para los trabajadores de la construcción y el personal de la instalación, la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos comenzará los planes para desmantelar el telescopio de 305 metros que, durante 57 años, ha servido como un recurso de clase mundial para la investigación planetaria, de radioastronomía, del sistema solar y del geoespacio”, escribió la NSF el pasado 19 de noviembre.

El radiotelescopio de Arecibo fue construido durante la década de 1960 y, de acuerdo a la BBC, incialmente su intención era estudiar la ionosfera, la parte superior ionizada de la atmósfera terrestre. Pero eventualmente se utilizó como un observatorio de radio de uso múltiple.

La NSF dijo que estaba “triste” por lo acontecido con el radiotelescopio y se comprometió a continuar trabajando en las otras partes del observatorio.

“Estamos tristes por esta situación, pero agradecidos de que nadie resultó herido”, dijo el director de la NSF, Sethuraman Panchanathan. “Cuando los ingenieros informaron a la NSF que la estructura era inestable y presentaba un peligro para los equipos de trabajo y el personal de Arecibo, tomamos en serio sus advertencias y continuamos enfatizando la importancia de la seguridad para todos los involucrados”.

 

Imagen similar en videojuego:

Además de la recodada película de James Bond, en muchos videojuegos este radiotelescopio ha estado presente, pero solo en uno de ellos se pude apreciar una imagen muy similar a lo ocurrido en la realidad, se trataría de battlefield IV, quien en uno de sus mapas existe la posibilidad de derribar tal radiotelescopio, pudiendo apreciarse una imagen muy similar a la realidad.