Si deseas escuchar la noticia, haz click AQUÍ
  • Ya en el 2014 la Seremi de Salud daba cuenta de la grave situación a la administración de ese entonces.
  • A esto se suma que el actual gobierno comunal tuvo que rehacer el diseño del proyecto del nuevo cementerio, ya que se encontró con que no presentaba las condiciones normativas para su licitación.

 

El cementerio de Vallenar lleva casi 8 años en estado de colapso sin que las administraciones correspondientes tomaran cartas en el asunto.  Esto luego que en 2014 la Seremi de Salud advirtiera de la crítica situación que enfrentaba el recinto y solicitara a la administración de ese entonces el tomar medidas urgentes por la falta de nichos y terreno para la construcción de nuevas bóvedas y tumbas.  Posteriormente, en 2018 el administrador del cementerio a través de un memo enviado a la autoridad señalando que “ante las necesidades que teníamos de nichos, especialmente para devolver a las familias que le teníamos a sus seres queridos en nichos prestados, ya que en algún tiempo no contábamos con nichos para las necesidades de la comunidad. Tuvimos que recurrir a conseguir mausoleos institucionales particulares para dar el oportuno servicio a la comunidad”.

Al respecto Armando Flores, actual alcalde de la comuna, señaló que “es lamentable que haya existido tanta negligencia y que se haya jugado con la salud pública y los sentimientos de las personas, ya que no sólo es falta de espacio, sino que durante años se ha jugado a hacer espacio, tomar lugares prestados y cambiar de un lado para otro a los seres queridos que en este cementerio descansan”.

El alcalde explicó que una vez asumida la administración del municipio se encontró con una serie de irregularidades, una de ellas, el cementerio, por lo que se enfocó en dar solución y terminar con este problema que afecta la salud y tranquilidad de toda una comunidad. Al respecto agregó que “esto es gravísimo y vamos a realizar todas las acciones legales  y administrativas necesarias para perseguir las responsabilidades”, porque según explicó que “este es un tema que no se solucionará de un día para otro, son 250 a 300 personas que fallecen al año y ya no tenemos espacio en el actual cementerio a pesar de que nosotros hemos hecho esfuerzos importantes para ubicar algunos lugares, pero vamos a tener que buscar otras alternativas, porque el nuevo cementerio – que está en proceso de licitación -demorará al menos 2 años en estar disponible”.

Al ser consultado por la demora en la licitación del nuevo cementerio, el edil comentó que “el proyecto del nuevo cementerio – el cual en su momento se dio prácticamente como un hecho – presentó serías falencias en su diseño, por lo que al llegar lo tuvimos que rehacer, perdiendo un tiempo valioso.  Este problema es tan grave, que podríamos tener un número importante de personas que requieran de un sitio en el cementerio que no vamos a poder brindar… porque el colapso es de tal gravedad, que ya no tenemos espacios disponibles.  Yo lamento enormemente la negligencia con que se ha llevado el municipio en esta última década, porque nuestra comuna hace años que debería haber contado con un cementerio nuevo, pero no se tomaron las medidas que correspondían”.

Finalmente, desde el municipio se están realizando arduas gestiones para dar con las soluciones, ya que este es un tema que aborda aristas sociales y sanitarias, pero también un potente componente espiritual y que tiene relación con el sentir de las familias vallenarinas.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: