Inicio Noticias Internacional Casi un 25% de la población mundial enfrenta crisis de agua

Casi un 25% de la población mundial enfrenta crisis de agua

En los últimos cien años, el uso del agua ha crecido a más del doble de la tasa de la población humana. A medida que los suministros de agua continúan disminuyendo, algunas partes del mundo enfrentan una crisis inminente.

A partir de 2019, actualmente 17 países están experimentando niveles «extremadamente altos» de estrés hídrico, según datos recientes del World Resources Institute (WRI).

Esto significa que, en esencia, casi una cuarta parte de la población mundial (alrededor de 1.700 millones de personas) vive en áreas donde la agricultura, las industrias y las ciudades extraen el 80% del suministro de agua disponible cada año.

En un estado tan vulnerable, incluso un pequeño período seco podría ser suficiente para causar una crisis, una situación que sólo empeorará con el cambio climático, como afirman los especialistas.

«El estrés hídrico es la mayor crisis de la que nadie habla», afirma Andrew Steer, presidente y CEO de WRI, en un reciente comunicado de prensa. «Sus consecuencias están a la vista en forma de inseguridad alimentaria, conflicto y migración e inestabilidad financiera», detalla.

Utilizando un nuevo modelo hidrológico, que presenta la imagen más precisa jamás lograda del riesgo hídrico, los investigadores de WRI han calculado que las extracciones mundiales de agua se han más que duplicado desde 1960.

Es una demanda creciente que no muestra signos de desaceleración y está comenzando a salirse de control. Hoy, con su herramienta Aqueduct, WRI ha identificado 44 países que experimentan niveles «altos» de estrés hídrico, con un agotamiento de suministro de agua disponible en un promedio de 40% anual.

Steer comenta que aunque está surgiendo una nueva generación de soluciones, estas no son lo suficientemente rápidas. «No actuar será enormemente costoso en vidas y medios de vida humanos», señala.

El año pasado, el suministro de agua de Ciudad del Cabo se tambaleó al borde del «Día Cero». Este año, la ciudad India de Chennai está a punto de quedarse sin agua. Si bien actualmente no existe una escasez mundial de agua como tal, las Naciones Unidas dicen que un número creciente de lugares están sufriendo escasez crónica.

WRI mapeó los riesgos del agua y de acuerdo a criterios como inundaciones, sequías y estrés, clasificó a 189 países y sus regiones subnacionales.

Los resultados destacan claramente a Oriente Medio y África del Norte como la región con mayor estrés hídrico en la Tierra. De hecho, 12 de los 17 principales países con mayor escasez de agua enumerados por WRI se ubicaron en esta región cálida y seca, conocida colectivamente como MENA (sigla para Middle East and North Africa). Qatar, Israel y Líbano se ubicaron entre los tres primeros.

Entre la lista total de naciones que experimentan estrés hídrico, Chile se ubica en el lugar 18, clasificado como una región con estrés alto. Pero mirar este problema país por país no es necesariamente la mejor manera de abordarlo. Si bien Estados Unidos, por ejemplo, está bastante bien clasificado en términos de estrés hídrico en general, el estado de Nuevo México tiene una presión «extremadamente alta» sobre la disponibilidad de agua (similar a los Emiratos Árabes Unidos y Eritrea). Esta crisis se está extendiendo a otros territorios del país. «En períodos futuros, a medida que el crecimiento demográfico y económico, más el cambio climático, altere el rendimiento y la demanda de agua, se prevé que la escasez aumente sustancialmente en ausencia de medidas de adaptación», explican los investigadores del estudio. Como complemento al informe de WRI, los investigadores del MIT han informado que para 2050, cuando habrá una cantidad estimada 9.700 millones de personas en el mundo, aproximadamente la mitad vivirá en regiones con escasez de agua. Si el mundo no mejora su eficiencia agrícola, disminuye su uso de agua y recicla y reutiliza las aguas residuales, la escasez de agua podría ser un estrés permanente en el futuro. Fuente: Science Alert
Su opinión es importante...