Escuche este artículo

Este martes, la Cámara de Diputadas y Diputados sostuvo una sesión especial para analizar el aumento de los casos de violencia hacia las mujeres. En la instancia, participó el General Director de Carabineros, Ricardo Yáñez, quien hizo énfasis en las dificultades de la policía para llegar a tiempo en casos de violencia intrafamiliar.

Al respecto, Yáñez reconoció que la institución no tiene la capacidad para atender todas las denuncias de violencia intrafamiliar que reciben y tampoco de evitar que se incumplan las medidas de protección que los tribunales establecen.

«Cumplimos más de 90 mil medidas de protección, y digo cumplimos entre comillas, porque nos llegan 90 mil medidas de protección que, quiero dejar claro, es imposible y no tenemos la capacidad alguna de poder cumplirlas todas a cabalidad como quisiéramos«, sostuvo.

«Tendríamos que tener a una persona permanentemente con la víctima para evitar de que esta persona se acerque. Esto hace inviable estas medidas y tenemos que hacer algo para poder mejorar y buscar mecanismos que sean realmente efectivos y eficientes para prevenir esto», afirmó.

De la misma manera, el General Director explicó que no todos los funcionarios están capacitados para manejar este tipo de situaciones. En la sesión, recordó el caso de una mujer, víctima de violencia intrafamiliar, que llamó a Carabineros solicitando comprar una pizza. «La preparación de nuestra funcionaria logró poder evitar este femicidio de esta persona (…) como quisiéramos que fueran todos, lamentablemente no son todos y debemos seguir trabajando en capacitar en formar y en perfeccionar a nuestra gente, para ojalá tener la capacidad de poder pesquisar este tipo de actos de violencia», detalló.

También, Yáñez enfatizó en que «el comportamiento social y los elementos causales de los que derivan las conductas violentas, no son elementos que se influencien por la acción de la policía. Por cuanto nosotros actuamos sobre los efectos de la desviación social y no respecto a las causas«.

En ese sentido, el general afirmó que «es altamente probable que lleguemos tarde a un hecho de violencia intrafamiliar. Dada la demanda, dada la oportunidad de la víctima de poder denunciar, llegar y avisar oportunamente a la policía».

«También, claramente, porque no tenemos las capacidades suficientes para poder atender esta demanda de la manera que quisiéramos«, agregó.