Inicio Noticias Nacional Carabineros aprobó uso de armas sónicas sin realizar estudios sobre impacto a...

Carabineros aprobó uso de armas sónicas sin realizar estudios sobre impacto a la salud

En respuesta a una solicitud de transparencia, la institución indicó que no ha realizado ningún estudio sobre el impacto en la salud, puesto que no ha comprado ni está comprando este tipo de armamento, a pesar de haber autorizado su uso el pasado 17 de julio y de existir registros de su utilización desde 2008.

Las contradicciones son evidentes. Mientras el Departamento de Información Pública y Lobby de Carabineros respondió una cosa a las consultas a los medios de comunicaciones sobre los protocolos detrás del uso de armas sónicas, el Departamento de Comunicaciones aseguró otra. A pesar de esto, algo es seguro: Carabineros indica que no está usando este tipo de armamento.

El 17 de julio, Carabineros de Chile publicó en el Diario Oficial el documento “Protocolos para el mantenimiento del orden público: actualiza protocolo 2.8. sobre empleo de escopeta antidisturbios”. En este, bajo el título “Se ordena:”, en su punto número dos, la institución aprobó el uso del “Altavoz de alerta de alta frecuencia”. A raíz de dicha publicación, se solicitó vía transparencia las órdenes de compra para dicho armamento disuasivo, los estudios de impacto a la salud y la cantidad de unidades compradas.

La respuesta del Departamento de Información Pública y Lobby de Carabineros fue corta: “la Institución no ha adquirido ni existe un proceso de adquisición en curso respecto de altavoces de alerta de alta frecuencia. Por ende, no se mantienen antecedentes referidos a estudios sobre efectos a la salud”.

La breve contestación de Carabineros generó más interrogantes de las que contestó, por lo que se tomó contacto con el Departamento de Comunicaciones de la institución para profundizar sobre el tema. Se realizaron tres consultas, ninguna de las cuales fue respondida.

¿Por qué se aprobó el uso de este armamento sin antes realizar pruebas sobre su impacto a la salud? ¿Por qué se autorizó el uso de un armamento que Carabineros no ha comprado y, a juzgar por lo respondido, no pretende comprar? ¿Existió un cambio de planes respecto a la utilización de armas sónicas en la institución luego del revuelo que causó en la sociedad civil la autorización para el uso de éstas?

En su lugar, Carabineros, a través de Comunicaciones, indicó que todo se trataba de un malentendido: adjuntó una “aclaratoria” ya publicada en redes sociales, donde aseguran que el altavoz de alerta no es un arma sonora, sino un simple micrófono junto a un parlante y un puerto USB. De esta forma, en una contradicción evidente, la institución dio a entender que sí tiene en su poder “altavoces de alerta de alta frecuencia”, algo que días antes, vía transparencia, aseguró no haber comprado.

Quizás el cambio de versión pueda explicarse con un suceso ocurrido el 2008. Durante la madrugada del 12 de septiembre, durante protestas por el golpe militar, la policía nacional fue documentada utilizando una camioneta con una especie de parlante en el pick up. El medio The Clinic publicó una nota con un audio demostrando el sonido emitido por el vehículo durante una protesta en Lo Hermida, mas este ya no existe en su plataforma web. Por su parte, el medio La Tercera también cubrió el uso de esta nueva arma, publicando una nota ese mismo día. (Revisa acá la nota de The Clinic el 2008 y acá el artículo de La Tercera).

El uso de este vehículo hace más de diez años y la documentación en prensa de aquello viene a enredar más el panorama para el equipo de transparencia y comunicaciones de la institución, sin existir claridad sobre si Carabineros tiene hoy armas sónicas, si las tuvo y las vendió o si tiene altavoces pero no corresponden al armamento autorizado en el Diario Oficial.

De cualquier forma, el uso de este armamento está autorizado, mas desde ambos departamentos dan a entender que – al menos en el corto y mediano plazo – no utilizarán altoparlantes de alerta de alta frecuencia. Pero ¿por qué echaron pie atrás a la implementación de las armas sónicas?

Recurso de protección y declaraciones públicas: la sociedad civil rechaza la implementación de armamento sonoro

Fue el entonces ministro del Interior, Rodrigo Ubilla, quien dio a conocer el plan de incluir un nuevo tipo de “arma no letal” en el arsenal de Carabineros. El 4 de diciembre, Ubilla informó que se planeaba incorporar disuasivos acústicos como elemento antidisturbios. Dos días después, el departamento de Fonoaudiología de la Universidad de Valparaíso emitió una declaración pública donde manifestaron “su absoluto rechazo a la adquisición y uso de estos implementos para la dispersión de masas en manifestaciones sociales”.

Según explican los académicos de la universidad, estas armas “emiten sonidos sobre los niveles permitidos o considerados seguros, los que generan severos daños en la audición de las personas expuestas”. Entre los daños, el Departamento de Fonoaudiología revela que podrían causar “pérdida auditiva irreversible”, por lo que emplazaron directamente a las autoridades y fuerzas policiales a reconsiderar su uso.

Tiempo después y luego de la publicación de la autorización de uso de estas armas por parte de Carabineros, el diputado Jorge Brito (Revolución Democrática) junto a Modatima, Ukamau, el Colegio de Profesores y la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), entre otros, presentaron un recurso de protección contra Carabineros en la Corte de Apelaciones de Valparaíso.

El 13 de agosto de este mes, dicho recurso fue declarado admisible por el tribunal de alzada. “Carabineros tenía 8 días para entregar antecedentes, pero pidió una prórroga. Tienen hasta el próximo martes”, indicó el diputado Brito. Para el parlamentario de Revolución Democrática, que no se esté ocupando este armamento en la actualidad no es motivo de tranquilidad, dado que ya está aprobado para el futuro. “Tenemos la presunción o el temor de que los puedan utilizar y de que estos dañen gravemente la salud de la población”, indicó.

Consecuencia o no de dichas acciones, Carabineros ha dejado en claro que no está usando ni ha comprado armas sónicas, así como tampoco ha realizado estudio o evaluación alguna de los daños que generan a la salud. Aún así, dicho armamento se encuentra aprobado para uso, y nada impide que se adquieran a futuro.

Su opinión es importante...
- PUBLICIDAD -