Si deseas escuchar la noticia, haz click AQUÍ

Catalina Saa y Daniel Ángel fueron los seleccionados para recibir un aporte económico anual durante el tiempo que dure su carrera universitaria.

  • Tanto los finalistas como los ganadores recibieron computadores portátiles para apoyarlos en su sueño de aportar a la región.

Este año son dos los ganadores de la Beca Minera Kinross 2022. Se trata de un par de jóvenes que cursan primer semestre en la Universidad de Atacama (UDA) y que, tras enterarse de la convocatoria que abrió Kinross Chile a principios de marzo, no dudaron en participar.

Los seleccionados fueron Catalina Saa y Daniel Ángel, estudiantes de Trabajo Social y Geología, respectivamente. Los dos son oriundos de Copiapó y el plan de ambos es servir de aporte para la región.

Esta fue una de las principales razones por las cuales el comité evaluador de la Beca Minera Kinross los escogió. Por sus aspiraciones a futuro y por los planes que describieron en su carta motivacional para el progreso de Copiapó.

Catalina, emprendedora y madre soltera de un niño de siete años, asegura que como Trabajadora Social espera ofrecer ideas frescas para dar solución a los problemas que actualmente afectan a la sociedad, trabajando siempre con vocación de servicio y enfocada en mantener la sensibilidad.

Daniel, tercero de seis hermanos en una familia de escasos recursos, sostiene que una vez convertido en Geólogo, desea ser un “profesional eficaz, con un margen de error limitado que obtenga grandes resultados, proponiendo la optimización de recursos renovables como alternativa para rendir más y gastar menos”.

Ambos son dignos del aporte económico anual que recibirán durante todo el tiempo que dure sus carreras, con la única condición de no reprobar ningún ramo en el proceso formativo.

Sin embargo, el resto de los finalistas también resultó beneficiado. Además de escoger a dos ganadores por primera vez en 30 años, está versión otorgó tanto a los seleccionados como a los finalistas, un computador portátil que podrán usar como herramienta de estudio.

El vicepresidente y gerente general de Operaciones de Kinross Minera Chile, Rolando Cubillos Bassaure, asegura que este cambio a las bases permitirá incentivar a más jóvenes para que participen en las próximas convocatorias y ampliará los beneficios para abarcar a más personas.

De igual manera afirma que una de las metas de la organización es que los becados puedan tener la posibilidad de hacer sus prácticas o desarrollarse profesionalmente en ella, una vez que concluyan sus carreras.

“Esta beca responde al compromiso que tenemos con la comunidad estudiantil universitaria para ayudarlos de manera eficiente a conseguir sus objetivos académicos y convertirse en los profesionales que esta región necesita”, puntualiza.

Como todos los años, desde que comenzó la Beca Minera Kinross en 1992, los participantes fueron convocados a entregar sus antecedentes académicos, extracurriculares y personales, además de los documentos que respalden los resultados de la Prueba de Acceso a la Educación Superior (PAES) o el de ingreso a la carrera que cursan. Además, cada postulante redactó una carta de motivación descrita en las bases de este concurso.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: