Escuche este artículo

El Banco Central advirtió en la Comisión de Hacienda del Senado que la pandemia podría dejar secuelas permanentes en el empleo femenino.

Según consignó El Mercurio, el ente regulador llegó a estas conclusiones en el último informe de Política Monetaria, con foco principal en el empleo femenino, que había sido solicitado por los propios senadores.

«El grueso del rezago en la recuperación del empleo hoy está concentrado en las mujeres. La velocidad y la forma en que las mujeres vayan reincorporándose al mercado del trabajo va a determinar, en buena medida, el desempeño del mercado del trabajo de la economía en la recuperación«, señaló el presidente del BC, Mario Marcel.

El informe detalla que las mujeres, durante la pandemia, le han dedicado mayor tiempo al cuidado del hogar, decisión que ha sido tomada en el ámbito familiar e influida por pautas culturales; además la suspensión de servicios educacionales y de salud también han disminuido el empleo femenino.

«La situación actual de menor participación femenina y aumento de la inactividad habitual, implica un riesgo de pérdidas de capacidad en el mercado laboral que podría ser de carácter más permanente«, añadió Marcel.

OTRAS POSIBLES CONSECUENCIAS

Respecto a la mayor responsabilidad de las mujeres en los cuidados del hogar, el Banco Central detalló que en 2015 esta labor tenía una participación en el PIB ampliado del 20,8%, donde el 14% correspondía a mujeres; en el 2020 esa cifra se elevó a 25,6%, donde el 17,5% es trabajo femenino no remunerado.

Este hecho podría traer diversas consecuencias, advirtió Mario Marcel: «(Esto puede) generar pérdidas de capital humano para las mujeres, afectando su empleabilidad, su productividad y sus remuneraciones futuras«.

Asimismo, esta proyección afecta al ahorro femenino, tomando en consideración que «más del 60% de los afiliados que quedaron con fondo cero en sus cuentas de capitalización individual son mujeres«, sentenció.

      Fuente Cooperativa