Simce de cuartos básicos
Escuche este artículo
Con un 20,9 % se posicionó Atacama como una de las regiones con mayor número de inasistencias escolares en el país durante el 2018; de acuerdo con las cifras reveladas por las autoridades del Ministerio de Educación (Mineduc)
En una entrevista hecha por El Mercurio a la Secretaria Regional Ministerial (Seremi) de Educación en esta zona del país, Silvia Álvarez, dejó entredicho que la alta deserción escolar podría estar asociada al desinterés de todos los actores que deben velar por la motivación estudiantil.
“La educación puede emparejar la cancha y acortar brechas si nos aseguramos que todos los estudiantes asistan a clases diariamente y reciban el apoyo que necesitan para aprender y desarrollarse. La educación de los niños y jóvenes es responsabilidad compartida”, mencionó.
En ese sentido recordó que son los apoderados quienes tienen la mayor responsabilidad de garantizar que sus hijos reciban la educación que los formará como profesionales en el futuro; ellos “deben comprometerse con la tarea más importante, que es llevar a sus hijos al colegio para que así puedan cumplir con su tarea estando ahí”, agregó la autoridad.
Los estudiantes de Atacama formaron parte de los casi 500 mil que, en este período escolar, estuvieron próximos a repetir de curso por inasistencia. Finalmente un total de 120.000 alumnos debieron repetir por no cumplir objetivos de aprendizaje.
A esta región se le suman Aysén, con un porcentaje de 17,9 y Tarapacá, con 16,9; cuyas ponderaciones están por encima de la media nacional, la cual llega a 13,8 por ciento, según los datos de Mineduc.
En Aysén los representantes de la Dirección de Administración de Educación Municipal justifican que la baja asistencia en los institutos educacionales se debe a los factores climatológicos; por ejemplo, las bajas temperaturas y la contaminación producida por la utilización de leña húmeda.
En Tanto, los voceros de Tarapacá no han argumentado las razones por las que incide que los escolares no vayan a clases.
Para el Ministerio de Educación representa gran problema a nivel país pues uno de cada tres estudiantes se considera ausente crónico, ya que falta más de 20 días de clases al año; es decir, que pierden un mes completo de clases al año.
El jefe de la división de Educación General del Mineduc, Raimundo Larraín, mencionó en la misma entrevista hecha por El Mercurio, que “tenemos un problema grave a nivel país que evidentemente tiene un impacto gigantesco en el aprendizaje de los niños que faltan de manera reiterada”.
En el mismo orden de ideas acotó que en primero básico los estudiantes aprenden entre tres y cuatro letras del alfabeto a la semana, pero si no asisten a sus aulas de clase, “comienzan a cargar su mochila con piedras porque deja de aprenderse, por ejemplo, las letras del abecedario. O sea su proceso de aprender a leer ya se ve impactado”.
MAYORES ASISTENCIAS
El mismo informe presentado por Mineduc publicó que las regiones que tuvieron mayor asistencia durante el 2018 fueron Ñuble con un 41,9 por ciento, Araucanía con 41 y O´Higgins, con un 40.
Este evalúo a nivel nacional se hizo según tipo de dependencia de los colegios, de modo que se supo que en los municipales hay un 39,7 por ciento de inasistencia escolar reiterada, en los particulares subvencionados baja a un 30,6 por ciento y en los particulares pagados 19,1 %.