Escuche este artículo
El Presidente de la Asociación Regional de Municipios de Atacama ARMA, Raúl Salas, declaró ante la opinión pública su más enérgico rechazo a la medida adoptada por el Subsecretario de Redes Asistenciales Dr. Luis Castillo de solicitar la renuncia al Director del Servicio de Salud Atacama Dr. Emilio Ríos Cid.
Esto, según declaran en un comunicado, donde admiten lo siguiente: “Sin contar con la argumentación técnica que justifique dicha medida, por el contrario, como alcaldes y alcaldesas podemos dar fe que el trabajo realizado en este corto periodo por el Dr. Ríos, ha sido realmente en beneficio de la gestión de la salud para las personas en toda la región, con énfasis en resolver una serie de inconvenientes existentes  en la salud primaria, que gracias a su gestión hoy se han podido ir materializando como la resolución de las listas de espera y los problemas de la red hospitalaria, destaca también el lograr el cambio de nivel de complejidad de los hospitales de Chañaral y Vallenar, también la mejora implementada en los asuntos de administración y gestión de recursos económicos del servicio”.
Además en el mismo comunicado, la Asociación Regional de Alcaldes de Atacama, admiten que: “No entendemos a que se debe esta decisión, que hoy ha logrado movilizar a una gran parte de los médicos de nuestros Cesfam y centros de salud municipales en la región, creemos que es necesario se pueda transparentar esta medida para que no afecte el normal desarrollo de un servicio tan importante como este, que ahora que estaba funcionando de manera  eficiente y en plan de ordenamiento se adoptan estas resoluciones desde el nivel central, que estamos seguros, poco o nada saben de la real situación que ocurre en Atacama y producen efectos negativos como este que nos da cuenta de la necesidad de dar urgencia a los cambios en materia de ir traspasando las funciones desde los ministerios a las regiones, para que seamos nosotros desde Atacama quienes podamos decidir en cuanto al trabajo que realizan los funcionarios y funcionarias públicas en sus distintas reparticiones y no desde Santiago se diga lo que tengamos que hacer o no en las regiones”.