Escuche este artículo

La Asociación Regional de Municipios de Atacama, ARMA, emitió la voz de alarma y exige a las autoridades, que debido a la actual situación pandémica, toda la región debiera entrar en Fase 3. Solicitan además que se practiquen mayores fiscalizaciones.

El colectivo municipal señala que “toda la región debiera entrar en fase tres, eso permite actuar de manera coherente por la interconexión que existe de los destinos costeros con las demás comunas”.

Destaca que el tema turismo, es alarmante, por lo que significaría para la zona, la llegada masiva de turistas. “Atacama es el segundo destino más solicitado por  permisos de vacaciones en el norte, según los registros de comisaría virtual, ante esto los municipios se están preparando con medidas como, solicitar que toda la región pase a fase 3, no es lógico segmentar cuando los circuitos  están tan interconectados, como lo acaba de sancionar el concejo municipal de caldera, también se debieran aumentar las fiscalizaciones en la entrada con PCR para quienes provengan de otras regiones, exigir a  la autoridad mayor control de medidas sanitarias como el ingreso a las comunas costeras. y realizar  más pesquisas sanitarias”.

APOYOS:

Puntualiza ARMA que “pretendemos e instamos  a tener una actitud de colaboración entre los municipios, ya que en el caso de Caldera, debe haber más apoyo de los municipios de Tierra Amarilla y Copiapó, en el caso de Huasco y Freirina,  mayor apoyo de Vallenar y Alto del Carmen y Chañaral de Diego de Almagro. Solicitamos  un mayor resguardo en las playas y medidas de protección como exigir el uso de mascarillas, control para evitar aglomeraciones y definir los horarios de circulación de las personas considerando la evolución de la situación por contagios”

Finalmente recalcan que “solicitaremos, mantener un estrecho vínculo de los alcaldes y alcaldesas con la autoridad sanitaria, el jefe de la defensa nacional y el intendente, esto para adoptar las medidas necesarias que permitan hacer frente a este aumento de casos, que pone en riesgo la salud de la población y el desarrollo de las actividades económicas, lo que finalmente traerá un grave daño a la región, si no actuamos de manera efectiva. Pedimos a la población que va de vacaciones, que disfrute de las playas sin ejercer tanta movilidad, que aproveche de descansar en las segundas viviendas o donde se dirija y así evitar más contagios. Apelamos a lo más importante, el autocuidado y la protección de los más vulnerables ante la pandemia”.