Si deseas escuchar la noticia, haz click AQUÍ

La propuesta de creación del santuario de la naturaleza “Humedal Desembocadura Río Copiapó”, forma parte del Plan Nacional de Protección de Humedales 2018 -2022, cuyo objetivo central es proteger la biodiversidad y los servicios ecosistémicos en áreas prioritarias de humedales, a través de la declaración de una categoría de área protegida que garantice su conservación y gestión a largo plazo, con la creación de este santuario de la naturaleza ya son 37 humedales protegidos en el marco de dicho plan.

El humedal del río Copiapó se encuentra ubicado en la Región de Atacama, provincia de Copiapó, comuna de Caldera, y posee una superficie aproximada de 115,2 hectáreas. Este humedal recibe su principal aporte de agua del  río Copiapó, el cual cumple un rol fundamental en el tamaño y condición del humedal A su vez, la zona litoral de playa las Salinas donde desemboca el río Copiapó, presenta elementos geomorfológicos y bióticos que incluyen una barrera arenosa que genera un humedal costero asociado.

“El humedal de la desembocadura del Río Copiapó junto a las lagunas y salinas costeras, corresponde a un sistema único en una matriz desértica. En el área propuesta existen dos tipos de cuerpos de aguas: los cauces con aguas circulantes que corresponde principalmente al río Copiapó y las lagunas costeras, ubicados al norte de la desembocadura”, indicó el ministro del Medio Ambiente, Javier Naranjo.

En tanto, el Seremi (S) del Medio Ambiente, Carlos Olivares afirmó que en relación a la avifauna de la zona, se registran cerca de 119 especies de aves, de las cuales dos son endémicas: churrete costero (Cinclodes nigrofumosus) y canastero chileno (Pseudasthenes humicola) y 19 especies se encuentran clasificadas por el Reglamento de Clasificación de Especies (RCE).

Asimismo, el humedal de la desembocadura del río Copiapó es un importante hábitat de aves migratorias, con aproximadamente 20 especies que provienen del humedal río Loa y para un conjunto de aves acuáticas, varias de las cuales encuentran en este sitio el límite norte para su distribución en el país, como el cisne coscoroba (Coscoroba coscoroba), el siete colores (Tachuris rubrigastra), el perrito (Himantopus mexicanus), el trile (Agelasticus thilius) y el colegial austral (Lessonia rufa).

En cuanto a la composición florística, según los estudios de línea base y monitoreo realizados en la desembocadura del río Copiapó, en el área propuesta se han identificado 54 especies nativas, de las cuales 16 son especies endémicas. Además, destaca la presencia de siete reptiles, todos endémicos, como el corredor de Atacama y la lagartija de Atacama, junto con la existencia de mamíferos nativos como la yaca y el guanaco.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: