Escucha el texto aquí

Una importante feria dedicada a promover el cuidado de la abeja, como un importantísimo agente polinizador de vida, y que en la actualidad se encuentra amenazada no sólo por los efectos del cambio climático, sino que también por la contaminación y el uso de pesticidas en la actividad agrícola en todo el planeta.

El alcalde de la comuna hizo un recorrido por los distintos stands en donde se mostraba, a cargo de apicultores de la zona, todo el proceso mediante el cual se obtiene la miel, de manera natural y sin uso de químicos que alteren su composición. Al respecto, la autoridad comunal señaló que “la abeja es un insecto que tiene una gran importancia en la cadena alimenticia, y hay que destacar la importancia a través de este tipo de actividades el llamado a la comunidad para que protejamos a este insecto, que tiene una tremenda importancia que no la hemos valorado bien” agregando que “el municipio de alguna forma toma esta invitación cursada por Naciones Unidas para proteger a las abejas, ya sea disminuyendo la contaminación y el uso de pesticidas, pero también promoviendo actividades como estas en donde las y los productores de miel tienen mucho que aportar en educar al público”.

Uno de los apicultores locales, Yahir Rojas, perteneciente a la Cooperativa de Apicultores Valle del Huasco, agradeció la oportunidad no sólo de ofrecer al público los productos de su organización, sino que de destacar el trabajo que hay detrás de la producción apícola en la zona, expresando que “aquí tenemos productos en base a miel, cera, propóleo y polen, es decir, todos estos productos de la colmena que los apicultores ponemos a disposición de la comunidad, y eso es lo importante, que se compre directamente al apicultor porque hoy la miel es uno de los productos más adulterados de la industria alimenticia”

También las niñas y los niños se hicieron presentes en la actividad, dibujando abejas en hojas de block y hasta colocándose el atuendo de los apicultores. Provenientes de jardín Infantil de Vista Alegre, esta entusiasta delegación vino a cargo de la educadora Jenny Ortiz, quien se manifestó contenta con la invitación. “La idea es rescatar todo lo que realizan los apicultores, los niños interactuaron, se pusieron el traje y quedaron muy entusiasmados con todo lo que realizan y pensamos que estas actividades no se deben perder porque hay que rescatar para que siga esto en las futuras generaciones”, expresó.

La actividad contó también con la participación de Forestín, quien apoyó la labor del personal de la Dirección de Medio Ambiente, Aseo y Ornato, quienes además repartieron plantas a los visitantes y nutrida información sobre el necesario cuidado de la biodiversidad, el cual debe ser una verdadera bandera de lucha, tanto de la comunidad como de su municipio, para beneficio de las generaciones venideras.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: